Die deutsch-spanische Kulturzeitschrift Österreichs

CulturaLatina: Lateinamerikanische Zeitschrift Österreichs auf Spanisch und Deutsch


CULTURA DE AUSTRIA

Domingo, 09 Noviembre 2014 20:47

La Biblioteca Juan Gelman: un lugar primordial para contribuir a la difusión de la lengua y la cultura castellana

Por
"Panorámica de la Biblioteca Juan Gelman, centro de referencia de consultas y préstamos de publicaciones y literatura en español en Viena"

Entrevista a Rafael de la Dueña Ruiz, bibliotecario de la Biblioteca Juan Gelman del Instituto Cervantes en Viena.

Comienza la entrevista a la vez que se inicia la actividad de la Biblioteca Juan Gelman del Instituto Cervantes de Viena. El primer usuario aparece para preguntar acerca de los trámites necesarios para obtener el carnet de socio. Rafael de la Dueña, al frente de la biblioteca,  le explica todo con diligencia y precisión. La biblioteca tiene servicio de consulta en sala, pero para obtener recursos en préstamo el usuario necesita pagar una cuota anual que va desde los 13 hasta los 25 euros. Con el carnet se puede acceder a un importante fondo de recursos impresos, audiovisuales y digitales en español. Y resalta Rafael que también habilita para el uso de la biblioteca virtual. El joven queda convencido. Rafael, cercano y amable siempre, le comenta antes de despedirse que esa misma tarde hay una tertulia sobre la diáspora afroamericana en la literatura en español del siglo XX. “¿Puede venir cualquiera?”, pregunta el joven. “Cuántos más, mejor”, responde su bibliotecario.

"Rafael de la Dueña, bibliotecario de la Biblioteca Juan Gelman, junto a la imagen del autor que da nombre a la misma y recibe al usuario de la Biblioteca en el Instituto Cervantes de Viena"

"Rafael de la Dueña, bibliotecario de la Biblioteca Juan Gelman, junto a la imagen del autor que da
nombre a la misma y recibe al usuario de la Biblioteca en el Instituto Cervantes de Viena".

La Biblioteca del Instituto Cervantes realiza muchas actividades culturales y ofrece un abanico de recursos muy amplio. ¿Cuál es el perfil del usuario de la biblioteca?
La tipología de usuarios de la Biblioteca del Instituto Cervantes tiene tres componentes. El usuario perteneciente a la comunidad hispanohablante, los locales y luego de otras nacionalidades. Pero los dos grandes grupos son los hispanohablantes y los locales, que son en parte nuestros alumnos de español. Hay un porcentaje bastante elevado también de estudiantes de español de Universidades u otros Centros de enseñanza primaria o secundaria.  La edad media de los usuarios está entre los 15 y los 40 años.

También debido a la especificidad de recursos que pueden encontrar aquí, que no se encuentran en otras bibliotecas locales de la ciudad.
Correcto. Una de las cosas más específicas de la red de Bibliotecas del Instituto Cervantes es, lógicamente, que el 90 por ciento de su colección está dedicado a la enseñanza y difusión del español como lengua extranjera. Por eso, en la biblioteca tenemos un centro de Recursos de Didáctica del Español, que recoge todos los documentos relacionados con la enseñanza del español, además miles de obras de literatura española e hispanoamericana.
El interés del estudio del español por parte de la población austriaca o no hispanohablante ha ido en aumento en los últimos años.
La demanda del español en Austria ha ido creciendo año tras año. Se puede decir que en la actualidad está a un buen nivel de demanda dentro del Instituto Cervantes. Hace poco aparecieron algunos datos estadísticos en la prensa local donde se veía claramente que el español había aumentado proporcionalmente mucho en comparación con otras lenguas. No hay que olvidar que está entre las cuatro grandes lenguas (chino, español, hindi e inglés) y es la segunda más hablada como lengua nativa.

AMPLIO ABANICO DE RECURSOS Y ACCESIBILIDAD

La biblioteca se ha adaptado a las nuevas tecnologías para ofrecer más y mejores servicios y recursos. ¿Cuáles han sido y son aún hoy los retos principales de la Biblioteca ante esta “revolución tecnológica”?
La biblioteca de Viena cuenta en la actualidad con 35.000 volúmenes en diferentes soportes. El soporte impreso, es decir, los libros, son los que todavía ocupan el grueso de la colección de la biblioteca tradicional. Pero no somos ajenos a las nuevas tecnologías. La biblioteca se ha ido adaptando al paso de los tiempos. Desde hace unos meses, funciona para los usuarios la biblioteca electrónica o virtual como complemento a la biblioteca convencional. Alberga documentos sobre diferentes materias, audio-libros y libros electrónicos y otros recursos audiovisuales  en internet. La biblioteca electrónica también comprende recursos en línea sobre diferentes materias: anuarios, bibliografías, diccionarios, enciclopedias, artes, ciencias sociales...
Ésta es el complemento a la biblioteca convencional y está teniendo muy buena aceptación por parte de nuestros usuarios. Pero no suple el servicio de la convencional.

"La biblioteca cuenta con una colección de El Quijote traducido a diferentes idiomas. La última adquisición para el fondo es una edición en Eslovaco, publicada de 1950. Incluye también alguna rareza como la edición en Romanche, lengua minoritaria de Suecia.

"La biblioteca cuenta con una colección de El Quijote traducido a diferentes idiomas.
La última adquisición para el fondo es una edición en Eslovaco, publicada de 1950.
Incluye también alguna rareza como la edición en Romanche, lengua minoritaria de Suecia.

¿Y cuáles son los retos de futuro de la Biblioteca una vez superada la adaptación a las nuevas tecnologías?
Retos tenemos todos los días. Desde el momento en que abrimos las puertas. Y es ofrecer nuestro servicio de la mejor forma posible a los usuarios, y por supuesto ampliar el número y abanico de usuarios. Para ello se envía periódicamente un boletín y se organizan actividades de extensión bibliotecaria, que consisten en sacar la biblioteca de sus cuatro paredes. Y aquí entraría también la biblioteca electrónica.

La biblioteca cuenta con un pequeño fondo en alemán de obras de autores hispanoamericanos y también resulta interesante la disposición para el usuario de libros en las otras lenguas cooficiales de España.

La mayoría los fondos están dedicados a la literatura en español, pero hay una parte de los recursos en las otras lenguas cooficiales de España: el catalán, el euskera y el gallego.

Las bibliotecas del Instituto Cervantes llevan el nombre de un escritor que ha sido galardonado con el premio Miguel de Cervantes de literatura.  En el caso de Viena, quién da nombre a la Biblioteca es el escritor y poeta argentino Juan Gelman. Cada biblioteca de la red alberga toda la producción literaria del autor que le da nombre.

Otra de las secciones, ésta específica de la Red de bibliotecas del Instituto Cervantes, es la Colección Local, que está compuesta por fondos sobre las relaciones bilaterales del país de acogida y de la comunidad hispanoamericana. Esta colección está compuesta en su mayor parte por obras de autores representativos de la literatura austriaca que han sido traducidos al español. Nuestra colección también alberga fondos de escritores hispanoamericanos y españoles  traducidos al alemán, en un esfuerzo por acercar la cultura en español en la lengua del país de acogida.

Tampoco se descuida la sección de literatura infantil y juvenil y también se puede encontrar música y un fondo cinematográfico de películas españolas e hispanoamericanas.

¿Qué volumen de libros hay en Gallego, Catalán y Euskera?
No hay una gran demanda de libros en estas lenguas. Se han ofrecido y se ofrecen cursos, cómo también se hace en la Universidad, pero el porcentaje es bastante reducido en comparación con la producción en español.

¿Tiene club de lectura la Biblioteca Juan Gelman?
No propiamente, pero realiza de forma mensual tertulias literarias.

¿Y en qué consisten las visitas guiadas que se realizan?
Son visitas con estudiantes de español de diferentes niveles: de primaria, secundaria y universitarios. Se realiza previa cita a petición de los profesores de español y consisten en una primera presentación audiovisual sobre el Instituto Cervantes, la programación académica que ofrece y, cuando el profesor o profesora así lo demanda, se proyecta además una película o corto en español. Y si la visita coincide con la programación de un acto cultural como una exposición o un concierto, pues también participan de ese acto. Y luego se presenta la biblioteca.

LA PASIÓN DE SU BIBLIOTECARIO

Ahora que conocemos tan a fondo a la Biblioteca, vamos a saber un poco más de su bibliotecario. ¿Qué significa para ti ser el bibliotecario de la Biblioteca del Instituto Cervantes?
Para mí es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida, amén de otras... puesto que creo que es un lugar primordial para contribuir a la difusión de la lengua y la cultura de nuestra comunidad. Una de las cosas que más satisfacción me produce es poder atender personalmente a los usuarios, aconsejarles cuando solicitan algún tipo de lectura. No ser el mentor pero si “el guía espiritual” en cuanto a la lectura en español se refiere.

¿Cómo llegaste a ser bibliotecario de la Biblioteca del Instituto Cervantes?
Empecé a trabajar en el Instituto Español de Cultura. Posiblemente una de mis mayores ilusiones era trabajar en un Instituto de Cultura en el Exterior. Y desde ahí me fui acercando a los libros hasta convertirme en bibliotecario de esta casa, donde me siento muy a gusto.

¿Cómo recuerdas tu llegada a Viena?
Cuando yo llegué a Viena, hace ya bastantes muchos años, se puede decir que la situación no era tan favorable como en estos momentos, ni tampoco había tanta demanda del español como hay en la actualidad. La ciudad ha ido creciendo, desarrollándose y adaptándose a los cambios que este mundo moderno nos impone y esto ha conllevado a una mayor demanda del público local de otras lenguas.

Decías que es una de las mejores cosas que te ha pasado en la vida. Pero en una larga trayectoria profesional como la tuya siempre hay momentos más amables y divertidos, pero también momentos amargos.

Bueno, yo puedo decir que no tengo ninguna experiencia negativa en la biblioteca. Y sí momentos de gran satisfacción, como por ejemplo, cuando Juan Gelman estuvo en Viena y dio nombre a esta biblioteca. Fue un honor conocerlo personalmente e intercambiar con él algunas palabras. Ha habido muchos momentos más, por ejemplo, fue muy interesante cuando el gran escritor y premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa visitó el Instituto Cervantes de Viena y entregó los premios del concurso de cuentos con motivo del Día del Libro.

Un bibliotecario creo que debe ser un buen lector.
Lógicamente... se supone. No por azar el bibliotecario elige que documentos van a entrar en su colección, que se adapten al objetivo de la biblioteca. Para ello está obligado a estar al corriente de las publicaciones en diferentes materias. Si no leerse todos los libros que salen al mercado, algo imposible ya que en España son más de 50.000 títulos al año, pero sí al menos estar muy al día, sobre todo de la producción literaria y audiovisual, es decir cinematográfica y musical.

Fachada del edificio que alberga la sede del Instituto Cervantes de Viena así como la biblioteca Juan Gelman
Fachada del edificio que alberga la sede del Instituto
Cervantes de Viena así como la biblioteca Juan Gelman

¿Cuáles son para ti las obras fundamentales que un no hispanohablante debería leer de la literatura en español?
El elenco es tan grande que no sabría elegir. Pero para empezar y dado que el Instituto, y no por azar se llama Cervantes, lógicamente, si no toda la obra, una parte de El Quijote, que es la obra más traducida a otras lenguas después de la Biblia, y que sigue siendo de una tremenda actualidad.

Y luego un poco de Juan Gelman
Bueno, he dicho para empezar. Tampoco podemos olvidarnos de los clásicos españoles como Francisco de Quevedo, Góngora, Garcilaso de la Vega y dando un salto, todos los autores del siglo XVIII, pasando por el XIX y los grandes autores del Romanticismo y luego ya en el siglo XX..., difícil decir cuáles son imprescindibles y cuáles no. Yo creo que de la producción literaria en español en el siglo XX no se debería excluir a ningún autor. Y como no podía ser menos recomendaría a nuestro querido autor Juan Gelman y otros autores hispanoamericanos: García Márquez, Carpentier, Cortázar, Borges, Álvaro Mutis, César Vallejo, Volpi, Padilla, por citar algunos y sin olvidar los grandes clásicos hispanoamericanos.


DATOS ÚTILES

Dirección: Schwarzenbergplatz 2 A-1010 Wien

Horario de apertura: de lunes a jueves de 10.00 a 13.00 horas y de 14.00 a 18.30 horas. Viernes de 10.00 a 13.00 horas y de 14.00 a 16.00 horas.

Web: http://viena.cervantes.es/es/biblioteca_espanol/biblioteca_espanol.htm

Enlace a las actividades culturales del Instituto Cervantes: http://viena.cervantes.es/es/cultura_espanol/actividades_cultura_espanol.htm

Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 12:26
Lic. Laura Garrido

Laura Garrido es licenciada en periodismo, de origen Español.
Vive en Viena y en España, se desempeña como autora para varios medios internacionales.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lea a continuación:

Newsletter Anmeldung

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account