Die deutsch-spanische Kulturzeitschrift Österreichs

CulturaLatina: Lateinamerikanische Zeitschrift Österreichs auf Spanisch und Deutsch


CULTURA DE AUSTRIA

  • Tracht y Dirndl
    Tracht y Dirndl El Tracht para los hombres y Dirndl para las mujeres, son los trajes típicos de…
  • ¿Qué es Krocha?
    ¿Qué es Krocha? Krocha en dialecto y Kracher en el idioma alemán estándar. Se denomina “Krocha” o “Kracher”…
  • ¿Conoce las "Mohnzelten"?
    ¿Conoce las "Mohnzelten"? Mohnzelten, en español "tiendas/carpas de amapolas" son una especialidad dulce típica de la región del…
  • ¿Comida vienesa o de Austria?
    ¿Comida vienesa o de Austria? La gastronomía vienesa no se puede comparar con la del resto de los Estados federados…
  • El Palacio de Schönbrunn
    El Palacio de Schönbrunn El Palacio de Schönbrunn construido en el siglo XVI es una de las principales obras…
Viernes, 07 Mayo 2021 20:35

¿Qué está pasando en Colombia? ¿Por qué tanta violencia?

Por
Aunque la reforma tributaria fue el detonante de las protestas, hay muchas más razones para el enorme descontento social colombiano, que además aumentó con la pandemia. Foto: hoydiariodelmagdalena.com.co

El pasado 28 de abril del 2021, miles de colombianas y colombianos convocaron a un Paro Nacional para salir a las calles a protestar contra un proyecto de reforma tributaria impulsado por el presidente Ivan Duque, en medio de una tercera ola de contagios por el Covid-19 que ha provocado hasta el 07 de mayo más de 76 mil muertes en el país. La Defensoría del Pueblo de Colombia ha reportado hasta este 5 de mayo, 24 fallecidos, más de 800 heridos y 379 desaparecidos (según el DerStandard) en las protestas. De los 24 fallecidos, 11 se atribuyen al uso excesivo de fuerza por parte de policías y militares. Sin embargo, organizaciones de la sociedad civil han estimado que la cifra puede ser mucho más alta. 

En Austria grupos organizados realizaron este viernes 7 de mayo tres protestas. ¡Salzburg grita SOS Colombia! en el Residenzplatz organizado por Sandra Molina Martínez. En Innsbruck "Solidaridad por Colombia" en la Calle Annasäule Maria Theresien, organizado por Karolina Osorio Rogelis, Carlotta Böttcher y Cargobiketeam Innsbruck. En Viena "¡El paro sigue!" en el Platz Der Menschenrechte, organizado por Nodo- Austria, KOKOS, Komitee Kolumbien Solidarität, Estudio ElGozo y el Grupo de acción ciudadana colectiva que apoya y visibiliza procesos de transformación social en Colombia: "Colombia puede - Austria". Pero también en todas partes del mundo miles de personas y activistas protestan y se solidarizan con Colombia. Y según expertos esta explosión social podría presagiar disturbios en toda América Latina.

Para dar mayor claridad a este conflicto, entrevistamos a la Lic. Marcela Torres (Bogotá, Colombia) Antropologa y estudiante del Doctorado en la Universidad de Viena, quien es activista y parte de los esfuerzos organizativos para dar visibilidad en las calles a problemáticas de América Latina en Austria. 

En una entrevista muy espontánea la Lic. Ariadne Galicia entrevistó a la Lic. Marcela Torres para explicar la situación actual del país colombiano. (Foto: Screen Zoom).
En una entrevista muy espontánea la Lic. Ariadne Galicia entrevistó a la Lic. Marcela Torres para explicar la situación actual del país colombiano. (Foto: Screen Zoom).

¿Qué está pasando actualmente en Colombia? 

Es un álgido momento de violencia que, a pesar de los diversos ciclos que hemos tenido en el país desde hace varias décadas, tiene niveles inusitados. Lo que provocó esta coyuntura fue una reforma a los impuestos promovida por el presidente Iván Duque y su Ministro de Hacienda (Alberto Carrasquillo) que pretendía incrementar el ingreso del Estado para solventar algunas ayudas contra el Coronavirus. 
Esta reforma desató un nivel de descontento muy alto porque sus puntos contemplaban bastantes afectaciones a sectores populares y clases medias mientras dejaba de forma ligera, en términos de cargos fiscales, a empresarios y a banqueros. Por ejemplo, se consideraba congelar los sueldos de funcionarios públicos excepto del campo militar, es decir, era una reforma dirigida a las clases amplias pero que a ciertos sectores sobre los cuales se apoya el gobierno no tenía ninguna afectación. 

El paro fue inicialmente convocado por las diferentes centrales obreras y a ellas se unieron varios sectores que vieron la oportunidad de expresar su descontento debido, por un lado, a estas circunstancias particulares, pero claramente también por las circunstancias provocadas por el Covid y otras problemáticas que azotan al país de diferentes maneras. 
Otro punto importante es la exigencia al gobierno de la aplicación de los Acuerdos de Paz (AP) firmados en La Habana en 2016 que ha dejado mucho que desear. Según investigaciones, esto puede llevar a reproducir ciclos de violencia que se esperaba fueran a disminuir mediante una implementación acorde de los AP. 

También se sale a las calles a exigir protección a las y los líderes sociales. En Colombia, el asesinato selectivo de personas que se involucran en ámbitos relacionados con ampliar la gama de derechos de diferentes poblaciones sucede sistemáticamente desde hace varios años. 

¿Por qué se ha desencadenado de esta manera?

Lo que vemos en este momento, es el resultado de una serie de movilizaciones populares. Ya habíamos tenido paros en noviembre de 2019 y en el 2020, movilizaciones relacionadas con varias exigencias sociales. Y aun cuando los niveles de represión ya eran muy altos pues esta vez la respuesta ha sido mucho más masiva, y la militarización, más agresiva. Yo me atrevería a pensar que son varios los factores que han conducido a esto: 
El primero, que hay miedo por parte del gobierno de que este descontento desemboque en una desestabilización permanente de cotidianidades y ciertas estructuras del Estado. Se teme que las personas reaccionen con mucha violencia, cosa que está sucediendo, entonces es como un ciclo que incrementa, entre más violencia se ejerce sobre la población, la población también sale a las calles más cargada de temas y, asimismo, la policía y el ejército están haciendo más represión. Es un incremento paulatino. 

También porque la credibilidad del gobierno del presidente es muy baja. Entonces la fuerza represiva es una forma de buscar una legitimación que de otro modo ya no se tiene. Creo que es una estrategia equivocada, esto solo genera mayor deslegitimidad del gobierno actual. 

¿Quiénes participan en estas protestas? El presidente Iván Duque ha acusado que entre los manifestantes se encuentran infiltrados grupos guerrilleros y terroristas que son financiados por mafias del narcotráfico.

Sí, esta es una de las retóricas más usadas por parte del gobierno para deslegitimar la protesta. Esta misma estrategia se vio en un tuit del expresidente Álvaro Uribe, quien en una foto acusó a personas que portaban la bandera de movimientos indígenas, de ser parte del grupo del ELN (Ejército de Liberación Nacional). Esto desató una polémica porque el expresidente estaba señalando a grupos de organizaciones indígenas como guerrilleros y terroristas. Lo cual fue interpretado por estos grupos como una sentencia de muerte, ya que muchos de los tuits de algunos políticos afines al uribismo en efecto tienen esa función: una vez que se señala a ciertas agrupaciones o personas, estas se encuentran en riesgo, y muchas veces son asesinadas. 

Es una retórica recurrente para decir que esto no es realmente popular. Lo cierto es que el Paro es demasiado amplio, no podríamos disminuirlo o resumirlo a las centrales obreras, a las organizaciones indígenas o artísticas, que se vieron en las diversas manifestaciones y distintos puntos de las ciudades. Esto rebasa cualquier forma de organización. Tampoco puede dirigirse a un partido ni a una figura política, esto es una forma reduccionista de ver lo que está pasando. 
Esto es un movimiento amplio, de bases populares que están absolutamente cansadas y bastante irritadas con lo que está sucediendo en el país. 

¿Que más ha respondido el gobierno ante estos hechos?

Una de las primeras respuestas fue retirar la reforma tributaria y el Ministro de Hacienda que lo propuso. Lo cual es una gran victoria de la movilización. Cumplió el objetivo que se había planteado. Aquí vendría la pregunta ¿entonces por qué siguieron las protestas? 

Bueno, porque no es simplemente la reforma a los impuestos. Viene una reforma a la salud que plantea puntos complejos para la población, o se teme eso ya que no hay credibilidad en el gobierno. 
El gobierno ha dado respuestas ambivalentes. El presidente no es una persona con grandes facultades políticas, no consigue sentarse en la silla presidencial, no consigue decir que su poder es poder presidencial y trata de hacerlo a través de decretos, pero no logra que la población le crea. Eso hace que se siga incrementando la movilización. 

Lo otro que sucedió es que han incrementado los rumores de que va a suceder un estado de sitio, que las personas tienen bastante miedo de que suceda. El estado de sitio es un estado de emergencia en el país. Es difícil y complejo. El presidente asume todas las funciones y otorga a las fuerzas militares la posibilidad de una serie de cosas que normalmente no podrían hacer, como ingresar a casas, arrestar preventivamente, disparar sin preguntar. Cosas que de todos modos están sucediendo, a pesar de que no se ha declarado el estado de sitio, hay un estado de conmoción y en efecto las fuerzas armadas están haciendo cosas que no les son permitidas constitucionalmente, es prácticamente un estado de sitio no declarado. 

¿Crees que la situación pueda escalar aún más?

Un gran grito de la población en su gran magnitud es “Paz”, “No más conflicto”, “No nos maten”, y esa es una de las consignas más importantes. La población se siente y está siendo vulnerada. Esto genera diversas reacciones. Desde sectores que dicen “no podemos ser más beligerantes que el que nos agrede'' y otras poblaciones que reaccionan de forma álgida. 
En términos generales creo que, en la población colombiana, llevamos décadas en guerra y el grito de paz es uno que ha incrementado, porque no vemos en la guerra una salida a nuestros problemas sino el incremento y la reproducción de ellos. Creo que desde la población es una petición de paz y de respeto por la vida. 

Se espera que el gobierno también asuma esta actitud, bien sea por la comprensión de que Colombia es un estado democrático y que el respeto a los derechos civiles, derecho a la protesta y el derecho a la vida de los ciudadanos no se deben vulnerar. O bien, porque el gobierno se vea acorralado por la comunidad internacional, que se ha expresado desde Naciones Unidas, organizaciones internacionales e incluso congresistas de Estados Unidos. Este es un aspecto importante porque Colombia mira mucho que su imagen sea buena en EE. UU ya que este país financia programas de militarización en Colombia relacionados con el combate de los cultivos ilícitos, entonces también puede generar sanciones. Algo que el gobierno no puede darse el lujo es de tener una imagen negativa ante la comunidad internacional. La comunidad colombiana apuesta a esto, a dar visibilidad al mundo para que haya una sanción internacional. 

"La población colombiana lleva décadas en guerra y el grito de paz es uno que ha incrementado, porque no vemos en la guerra una salida a nuestros problemas, sino el incremento y la reproducción de ellos", afirma la licenciada Marcela Torres quien conoce muy bien la situación que vive su país natal. (Foto: Screen Zoom)

¿Cómo está apoyando la causa la diáspora colombiana aquí en Austria? 

La diáspora colombiana a nivel mundial está en su punto desde hace años. Incluso desde la firma de los Acuerdos de Paz, que fue muy importante, y el plebiscito que se hizo para decir sí o no a los AP. Ahora este momento es importantísimo, porque aquí se junta la población en términos generales, gracias a la comunicación que se difundió a través de las redes sociales -que son fundamentales en este aspecto- se pudo ver que hay unos niveles de violencia tan altos que aquí la gente está bastante indignada y preocupada. Es sentirse que no se puede hacer mayor cosa, entonces hay una organización muy fuerte y energía que se está canalizando a través de diferentes esfuerzos.
En Austria hay muchísimas colombianas y colombianos que, por ejemplo, el día de hoy 7 de mayo saldrán a las calles en tres ciudades: Viena, en la Plaza de Derechos Humanos a las 18:00 horas, Innsbruck y Salzburgo, donde vienen personas de las diversas provincias que van a apoyar los puntos que se han anunciado.
Tanto hoy como mañana, se anuncian a nivel europeo e internacional jornadas de protesta que apuntan también a dar visibilidad a las embajadas colombianas en el exterior y poner estos problemas con un logo grande que es “S.O.S Colombia” que es realmente una alarma lo que está sucediendo. Esa es la función de la diáspora, dar a conocer esto en la forma tan efectiva como sea posible. Nos hemos organizado para acudir a medios, lograr comunicados, usar hashtags, difundir en redes sociales y organizar acciones. 

¿Cuáles han sido las reacciones hacia estos acercamientos aquí en Austria?

Han sido relativamente positivas. Ha sido curioso que ha habido una cobertura mediática relativamente intenso e informativo sobre lo que sucede. DerStandard y diferentes medios en Alemania han estado cubriendo esta situación con diferentes grados de rigurosidad y de descripción de los hechos. Hay una movilización de los titulares hacia “Están asesinando a la gente”, “Hay una violenta represión de las protestas”, esta es la tendencia. 
Al mismo tiempo, la solidaridad de un montón de personas a nivel local que se han encargado de reproducir, comentar, convocar y unir solidaridades en torno a lo que está pasando en Colombia. 

¿Qué es necesario, en tu opinión, para atender las demandas de las protestas?

Es una pregunta compleja, que hace alusión a ¿cuáles son los actuales objetivos del paro? y esta no está del todo respondida. Hay un Comité del Paro, que ha puesto algunos puntos sobre la mesa, que tienen que ver con la aplicación de medidas sociales, de derogar las iniciativas neoliberales del gobierno. Pero no hay unos puntos claros, y esa es una gran pregunta que se viene: ¿Cómo se puede canalizar esta movilización social? ¿Cuál es la causa a la que hay que apostarle y decir “esto es lo que queremos”?

Lo que sí es que la población ve con desconfianza lo que el gobierno quiere llevar a cabo, a nivel de reformas porque estas tienen la intención clara de incrementar la base presupuestaria del gobierno, por lo mismo tienen que sacar dinero de algún lado. Entonces básicamente se espera que sea el de la población. Es una situación ante la cual la población no se siente cómoda y va a responder. 
Creo que el gobierno debe frenar y más en tiempos de crisis social por el Covid, no debe continuar en intentos de reformar ningún tema presupuestario, ningún sector, porque no es un momento en el que la población pueda responder al incremento de ninguna exigencia tanto económica como de ningún motivo. 

A mí me llama la atención el contraste entre Colombia, con el tren de reformas en plena crisis, y aquí en Austria que no es el caso, no se impulsan este tipo de reformas, porque hay un momento de excepción en el que se dice, la población de por sí tiene que aguantar una serie de cosas, no la vamos a presionar con más. Eso creo que el gobierno tiene que comprender, que esto es un estado de excepción y no puede pensar que la población puede aguantar mucho más de lo que ya por sí está atravesando. 

 

Concejal Huem Otero García: "la gente no solo muere por el virus, sino también por hambre"

De igual manera, la colombo-austriaca Dipl.-Ing.in Huem Otero García, miembro del parlamento estatal de Viena y concejal del Partido Verde, compartió su posición respecto a los recientes hechos en Colombia:

“La situación y las violaciones de derechos humanos en Colombia son muy alarmantes. La propuesta de la reforma tributaria solo fue la última gota que hizo rebasar la copa. Cientos de líderes y lideresas sociales han sido asesinados en Colombia desde que se firmó el acuerdo de Paz hace casi cinco años. La crisis del Covid ha intensificado las desigualdades sociales, la gente no solo muere por el virus, sino también por hambre en un país que no ofrece protección de salud ni mucho menos social a sus habitantes. Era solo una cuestión de tiempo para que la población se manifestara masivamente a nivel nacional. La respuesta por parte de la fuerza pública ha sido represión y violencia. El gobierno Colombiano tiene que parar la violencia contra la población civil y la policía tiene que aplicar medidas no violentas para mantener el orden público y al mismo tiempo respetar el derecho constitucional a la libertad de expresión.
 

Huem Otero García (Foto: Karo Pernegger)
Huem Otero García (Foto: Karo Pernegger)


Desde la comunidad colombiana en Austria hay muchas personas conscientes que nos estamos organizando independientemente de afiliaciones políticas para visibilizar la situación en nuestro país de origen. Precisamente en este momento salgo para la manifestación que organizamos y se llevará a cabo a las 18:00 horas en Platz der Menschenrechte.
 
A nivel institucional la bancada verde en el Parlamento Austríaco va a poner el tema en la agenda política y estamos buscando vías para que el Ministerio de Relaciones Exteriores lleve a cabo diálogos bilaterales con el gobierno Colombiano. A nivel internacional Eurodiputados del Grupo Verde iniciaron una carta abierta al Alto Representante Josep Borrell y a Eamon Gilmore, Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos y Enviado Especial de la UE para el Proceso de Paz en Colombia,  para pedirles que la Unión Europea condene públicamente la violencia en Colombia, exijan a su gobierno que garantice el derecho a la protesta y que se establezca un proceso de diálogo que permita superar la situación actual.

"La diáspora está lejos, pero no es indiferente.” -Huem Otero García

Declaración (en alemán) de la concejal Huem Otero García para la Agencia de Prensa de Austria/APA: www.ots.at

Modificado por última vez en Sábado, 08 Mayo 2021 09:52
Lic. Ariadne Galicia

Ariadne Galicia (México) es Licenciada en Relaciones Internacionales. Reside en Viena desde hace poco y planea hacer una Maestría en Periodismo. Ha trabajado en la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y en la Embajada del Perú en México. Es una apasionada por las luchas sociales, por la política y escritura. En su tiempo libre disfruta de leer, hacer deportes, ir a museos y caminar en la naturaleza.

Ariadne Galicia (Mexiko) hat das Studium Internationalen Beziehungen absolviert. Sie lebt seit kurzem in Wien und plant einen Master in Journalismus zu machen. Sie hat im mexikanischen Außenministerium und in der peruanischen Botschaft in Mexiko gearbeitet. Sie engagiert sich leidenschaftlich für soziale Kämpfe, Politik und das Schreiben. In ihrer Freizeit liest sie gerne, treibt Sport, geht in Museen und in die Natur.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Medios

Newsletter Anmeldung

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account