Die deutsch-spanische Kulturzeitschrift Österreichs

CulturaLatina: Lateinamerikanische Zeitschrift Österreichs auf Spanisch und Deutsch


CULTURA DE AUSTRIA

  • "El Beso" de Gustav Klimt como campaña NFT
    "El Beso" de Gustav Klimt como campaña NFT La venta de 10.000 piezas de una versión digital de la obra maestra EL BESO causó sensación internacional.
  • Costumbres de Fin de Año en Austria
    Costumbres de Fin de Año en Austria El fundido de plomo se realiza en Austria en la víspera de Año Nuevo....pero ¿qué es exactamente?
  • Tracht y Dirndl
    Tracht y Dirndl El Tracht para los hombres y Dirndl para las mujeres, son los trajes típicos de Austria. Generalmente los austríacos utilizan…
  • ¿Conoce las "Mohnzelten"?
    ¿Conoce las "Mohnzelten"? Mohnzelten, en español "tiendas/carpas de amapolas" son una especialidad dulce típica de la región del Waldviertel de Austria. Hechas con…
  • ¿Qué es Krocha?
    ¿Qué es Krocha? Krocha en dialecto y Kracher en el idioma alemán estándar. Se denomina “Krocha” o “Kracher” a los integrantes de la…
  • ¿Comida vienesa o de Austria?
    ¿Comida vienesa o de Austria? La gastronomía vienesa no se puede comparar con la del resto de los Estados federados austriacos.
  • El Palacio de Schönbrunn
    El Palacio de Schönbrunn El Palacio de Schönbrunn construido en el siglo XVI es una de las principales obras arquitectónicas históricas de Austria. Es…
Domingo, 27 Marzo 2022 21:32

Raúl Cañibano: "No me apuro y voy madurando dentro del propio trabajo"

Por Stefan Galván
Raúl Cañibano ©James Clifford

El cubano Raúl Cañibano de oficio soldador comenzó a aprender fotografía de manera autodidacta con 23 años. Estudió las obras de los grandes maestros de la pintura y formó su propio -como él dice- "estilo algo surrealista". Su obra se centra en las personas y demuestra la vitalidad de la fotografía cubana actual en blanco y negro. En la siguiente entrevista conocerá más de este gran maestro cubano de la fotografía.

Sus fotografías han sido adquiridas por importantes colecciones públicas como el Museo Nacional de Bellas Artes y el Centro Internacional de Fotografía (ICP) de Nueva York.
Cañibano ha ganado varios premios internacionales, entre ellos: Tercer premio en Lazos en el mar (Holanda), Premio Asisa, Málaga (España) y el Gran Premio de Fotografía de Cuba.
La editorial Edition Lammerhuber ha producido hace pocos meses ABSOLUT CUBA, la declaración de amor de Raúl Cañibano por su patria, una selección de su obra fotográfica que abarca casi tres décadas. Con textos del autor también cubano Leonardo Padura Fuentes galardonado con el Premio Nacional de Literatura de Cuba y el Premio Princesa de Asturias de España en la categoría de literatura.
ABSOLUT CUBA contiene la mirada sorprendente, afectuosa e increíblemente precisa del fotógrafo. Imágenes que muestran la vida cotidiana de la cubana, del cubano y del campo, pero vistas de otro modo, con mensajes impresionantes – a veces divertidos –, así como con profundas emociones, de amor, tristeza, dolor, inocencia, piedad y alegría.
Con este libro Cañibano nos demuestra que hay innumerables formas de ver las cosas. 

¿Qué nos podría contar sobre sus orígenes, su familia y su infancia transcurrida en su Habana natal?
Nací en la Habana en el año 1961 y soy el menor de 3 hermanos. Cuando era pequeño nos mudamos con mi familia materna, primero a la provincia de Cienfuegos, en el centro del país y luego al poblado de Manatí en el oriente de Cuba, provincia Las Tunas. Regresé a la Habana con 10 años.

Su recién publicado libro ABSOLUT CUBA es una declaración de amor a su país ¿cómo lo ha llevado usted a cabo?
En este libro se muestra una selección de 4 ensayos fotográficos que vengo realizando desde hace 30 años en mi país. Voy trabajando varios temas a la vez, no me apuro y voy madurando dentro del propio trabajo. Es una mirada muy personal a mi tierra, plasmando mis vivencias y emociones.

Usted es un fotógrafo en el sentido más estricto de la palabra y autodidacta. ¿Qué fue lo que le hizo desempeñar la labor?
Desde pequeño sentí atracción por las cámaras aunque nunca tuve una en mis manos hasta tener veinte y tantos años. Fue en unas vacaciones que conocí a una persona, apasionado de la fotografía, que me mostró el trabajo en el laboratorio. Ese fue el momento en que descubrí que quería hacer fotos, aunque en una exposición del fallecido fotógrafo cubano Alfredo Sarabia supe que era la fotografía documental el camino que quería seguir.

Cienfuegos, 2016. © Raúl Cañibano
Cienfuegos, 2016. © Raúl Cañibano

¿Cree que la fotografía le eligió?
Creo que fue el azar. No tenía una vocación ni la buscaba. Sola la encontré.

El Instante Decisivo (1952) del célebre fotógrafo francés Henri Cartier-Bresson, fue todo un referente para muchos fotógrafos de la talla de William Eggleston y fue descrito por Robert Capa como “la biblia de los fotógrafos”. Su obra tiene un cierto tinte bressoniano. ¿Fue para usted un referente importante?
Por supuesto. Creo que para todos los fotógrafos lo ha sido. Aunque también me siento muy influenciado por la pintura.

¿Cuando menciona pintura a qué arte pictórico, hace referencia? ¿Qué pintores le han inspirado?
El impresionismo y el surrealismo son los que más llaman mi atención pero en sentido general me gustan todas. Pintores como Dalí, Monet, Gustav Klimt me encantan pero también hay otros varios cuyas obran me gustan también.

¿Pinta también?
No, nada.

Chambas, 2017. © Raúl Cañibano
Chambas, 2017. © Raúl Cañibano

Volviendo a la fotografía, un paisano suyo me comentó una vez que de cámaras que tenían mucha demanda eran las rusas Zenit, a la que se les llamaba coloquialmente “tanque ruso” por ser indestructibles. ¿Con qué cámara y carrete empezó usted? ¿Y qué usa ahora?
Comencé con una Zenit con un lente 58 y carrete 35 mm marca Orwo. He pasado por muchas marcas de cámaras y todas de uso pues en Cuba es muy difícil adquirirlas. Las compraba en el Mercado Negro y con el desgaste de sus muchos usos. Me gusta el lente 28 y es el que más he utilizado en casi todo mi trabajo. Actualmente tengo Canon y Leica que me han obsequiado amigos.

¿Guarda algún recuerdo entrañable en sus primeros tiempos a la hora de retratar y en el laboratorio?
Recuerdo la especial emoción que sentí cuando revelé mi primer carrete. El olor del químico y la fotografía emergiendo fue una sensación indescriptible.
Como por muchos años trabajé analógico, siendo tan difícil en Cuba adquirir rollos y revelarlos, me acostumbré a no malgastar y a entrenar mi ojo por lo que muchas veces sabía, sin revelar, cuándo había logrado una buena imagen.

¿Cómo es Raúl Cañibano en el día de cada día? ¿Qué le inspira y que le agrada de lo que ofrece su entorno?
Soy una persona tímida y nerviosa. Me cuesta estar quieto. Me apasiona la fotografía y siempre pienso en ella. Me encanta viajar por mi país y adentrarme en cualquier pueblo para hacer fotos. Congelar en una imagen modos y costumbres que pueden perderse con el tiempo o mostrar la realidad en la que vivimos me inspira constantemente.

Viñales, 2007. © Raúl Cañibano
Viñales, 2007. © Raúl Cañibano

Cuando sale a tomar fotos ¿cuáles son las cosas que le llaman la atención dentro de una escena cotidiana?
Me gusta que la escena me cuente una historia. Siempre busco varios planos y un clima psicológico. Cuando veo un elemento, cualquiera que sea, que me llama la atención espero a que algo suceda a su alrededor. En ocasiones ni pienso, solo disparo.

¿Qué piensa de la fotografía digital y de que los jóvenes ahora se decanten también por la fotografía analógica. ¿Lo ve como una moda pasajera o un pequeño resurgimiento?
Para mi los dos tipos de fotografías son importantes. La diferencia estriba en que en la digital ves la imagen al momento. Creo que hay un pequeño resurgimiento de la analógica y eso es bueno pues te obliga a ser más selectivo a la hora de hacer la foto, lo que le otorga un valor añadido. Es por eso que las galerías se interesan más por ella.

Se menciona mucho de que usted apenas usa Photoshop a la hora de procesar y seleccionar sus obras del analógico al digital. ¿Se puede ser fotógrafo hoy en día sin Photoshop?
Se puede pero es una ayuda. Por ejemplo en mi caso: Mis negativos los escaneo y los paso por Photoshop para darle los niveles necesarios y retoco alguna marca en el negativo o alguna impureza del agua. No abuso de él, hago lo mínimo. No me gusta contrastar los niveles ni alterar demasiado la imagen. Me transporto a la época en que trabajaba mis fotografías en el laboratorio.

Absolutamente Cuba: La última declaración de amor de Raúl Cañibano
Absolut Cuba: La última declaración de amor de Raúl Cañibano

¿Sigue haciendo impresiones de sus negativos?
Si. Trabajo con The Photographers' Gallery en Londres y allí vendo una edición en plata sobre gelatina. También imprimo en digital.

Su obra ha sido coleccionada y expuesta en importantes galerías del mundo. Ha sido incluido en el prestigioso libro “Cuba: 100 años de fotografía cubana”. En 2015 se le realizó una retrospectiva en la galería NegPos en Nimes, Francia. ¿Qué le espera en el futuro en cuanto a publicaciones y exposiciones? ¿En qué está trabajando ahora?
Tengo varios proyectos iniciados pero por el COVID-19 se han retrasado. Tengo deseos de trabajar y espero que la situación con la pandemia me lo permita. Estaré exponiendo en la Bienal de la Habana que se celebrará éste Diciembre. Tengo varias exposiciones programadas para el próximo año en Cincinnati y Francia. También publicaciones en varias revistas como Black & White de Londres.

¿Ha podido conocer los otros fotógrafos de este libro?
No recuerdo cuales son todos los fotógrafos que están en ese libro pero si conozco a muchos de ellos. En Cuba en el gremio fotográfico nos conocemos puesto que nos agrupamos en torno a un centro que se creó en el año 86, la Fototeca de Cuba. Algunos han emigrado, otros ha fallecido pero sus obras permanecen en la bóveda de esa institución.

La fotografía en parte puede ser un testimonio vivaz de la vida y sus sentidos. ¿Qué le aconsejaría ahora a todos los jóvenes que decidan empuñar una cámara y quieran tomárselo en serio?
Que persistan en su deseo. Que estudien la obra de los fotógrafos consagrados del mundo entero y vean mucha pintura también. Todo ello los influenciará hasta encontrar un estilo propio. La fotografía requiere dedicación y mucho tiempo. Que sean selectivos a la hora de mostrar su obra. No importa que trabajes en un tema ya realizado por otro fotógrafo, siempre será una visión diferente. La cámara es el instrumento pero la imagen la congela el fotógrafo.

¿Tiene alguna exposición actual por Europa?
Tengo una exposición llamada Esencia que comenzó en el Museo Tomás y Valiente de Madrid. La mantengo itinerando por varios lugares y en estos momentos está en Barcelona.♠

Modificado por última vez en Sábado, 02 Abril 2022 10:04

Newsletter Anmeldung

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account