Die deutsch-spanische Kulturzeitschrift Österreichs

CulturaLatina: Lateinamerikanische Zeitschrift Österreichs auf Spanisch und Deutsch


CULTURA DE AUSTRIA

  • Tracht y Dirndl
    Tracht y Dirndl El Tracht para los hombres y Dirndl para las mujeres, son los trajes típicos de…
  • ¿Qué es Krocha?
    ¿Qué es Krocha? Krocha en dialecto y Kracher en el idioma alemán estándar. Se denomina “Krocha” o “Kracher”…
  • ¿Conoce las "Mohnzelten"?
    ¿Conoce las "Mohnzelten"? Mohnzelten, en español "tiendas/carpas de amapolas" son una especialidad dulce típica de la región del…
  • ¿Comida vienesa o de Austria?
    ¿Comida vienesa o de Austria? La gastronomía vienesa no se puede comparar con la del resto de los Estados federados…
  • El Palacio de Schönbrunn
    El Palacio de Schönbrunn El Palacio de Schönbrunn construido en el siglo XVI es una de las principales obras…
Martes, 15 Diciembre 2020 11:34

Una Carta para Au-pairs

Por Margarita Amontegui

Margarita Amontegui escribe una carta para tod@s l@s Au-pairs en base a sus experiencias.

Queridos Padres, 

Hoy desperté y aun no logro concebir la idea de esta realidad, mi realidad.  

Alguna vez has tenido esa extraña sensación de creer que la vida es únicamente la representación de las emociones en un universo vacío? Que no existen hechos ni factores, sino la creación de una emoción en nuestra mente? Pues yo sí. 

Ya no recuerdo el por qué ni el cómo. Seguramente la sociedad, la economía, el consejo de alguna amiga o tal vez el impulso de buscar algo más; pero heme aquí, dos años después viviendo en un país totalmente ajeno a mí.  

Haciendo una retrospección, recuerdo haber dejado todo atrás sin remordimiento y con expectativa a lo que venía, a lo que se acercaba a mí y a el éxito que seguro iba a resultar de esto. Ingenuamente, me apresuraba a ideas a través de los sueños, imaginaba un mundo de oportunidades, de facilidades, de alegrías y experiencias que serían la construcción de lo que anhelaba del futuro. Pero cuanto más pasaba el tiempo y me acercaba a la hora de la verdad, mas sentía miedo. A mí, acudían pensamientos de inseguridad, de duda; cómo voy a dejar todo por empezar casi desde cero en un nuevo país, que será de todo aquello que alguna vez construí? 

Decirles adiós fue lo más duro que tuve que vivir, asegurarles que todo iba a estar bien aun cuando ni yo lo sabía era necesario para todos, me asegurara a mí misma que sin saber a lo que me iba a enfrentar, algo bueno de esto debía salir.  Y cuando todo despegó, entendí que no había vuelta atrás y que a pesar de mis emociones, la vida seguía y con ella necesitaba seguir yo también. 

Llegué a un nuevo país y no de manera tradicional, llegue como Aupair. Cuando se llega así, se inicia un nuevo capítulo en la vida que de alguna manera rompe en dos lo que tenías planeado para tu vida, tus ambiciones, sueños y metas propias. 

Nunca esperé tener el contacto tan directo con la cultura como lo tuve. Llegar en la condición de ser parte de una familia que por cultura o genética no lo es, cambió mi perspectiva completamente. Al principio no fue fácil, el entendernos, el comunicarnos; no podía dar mis propias ideas y no por miedo al que dirán, sino por la angustia de dar el mensaje de manera equivocada. De alguna manera me autoexcluí de las nuevas experiencias por seguir la falsa idea de creer que este cambio representaba la renuncia a mi cultura, a mi herencia. 

Mi terquedad y necesidad de quedarme en lo que había construido en mi país, no me daba la posibilidad de creer que existe una inmensa posibilidad de caminos diferentes para llegar a una meta. Lo importante es adaptarse de manera positiva a los cambios. 

¿Qué aprendí con el tiempo acerca del autoexilio? Soledad, depresión y pérdida de los objetivos. Mis primeros años fueron difíciles y no digo que tienen que ser fáciles, pero mi obstinación impedía que entendiera que la vida no espera de mí el éxito profesional, sino que la misma sacara todo aquello que pueda, para hacer de mí un mejor ser humano. 

Lo más hermoso de todo fue descubrir que lo que te detiene o lo que te permite seguir adelante en la vida son finalmente tus pensamientos y la manera en que posicionas tus sentimientos. Con el pasar del tiempo aprendí a querer tanto lo que tengo como lo que me falta. He creado lazos y conexiones que realmente no esperaba y lo más importante he aprendido, que, aunque todos vengamos de circunstancias diferentes, todos vamos hacia el mismo camino; esa búsqueda de sentido de la vida. 

Hoy en día encuentro mi casa y familia en dos locaciones, y aprendí que la definición de estas palabras tan importantes para el ser humano no viene de una genética, vienen de los recuerdos, de las acciones y de los corazones de los seres que te acompañan. Créanme cuando les digo que mi árbol genealógico, se ha convertido en una diversidad de culturas y pensamientos. 

Mi casa ya no tiene una sola dirección, yo no soy definida por el espacio que habito, es el espacio el que debe definirse a lo que soy y por eso quiero seguir acá, por eso después de dos años aun sigo acá y, sin saber que vendrá en un futuro, espero con ansias las decisiones de la vida, y seguiré luchando por sacar de cada acción la mejor versión de mí. 

Dedicado a todas las Aupairs de Viena

Modificado por última vez en Martes, 15 Diciembre 2020 11:45

Newsletter Anmeldung

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account