Die deutsch-spanische Kulturzeitschrift Österreichs

CulturaLatina: Lateinamerikanische Zeitschrift Österreichs auf Spanisch und Deutsch


CULTURA DE AUSTRIA

  • Tracht y Dirndl
    Tracht y Dirndl El Tracht para los hombres y Dirndl para las mujeres, son los trajes típicos de…
  • ¿Qué es Krocha?
    ¿Qué es Krocha? Krocha en dialecto y Kracher en el idioma alemán estándar. Se denomina “Krocha” o “Kracher”…
  • ¿Conoce las "Mohnzelten"?
    ¿Conoce las "Mohnzelten"? Mohnzelten, en español "tiendas/carpas de amapolas" son una especialidad dulce típica de la región del…
  • ¿Comida vienesa o de Austria?
    ¿Comida vienesa o de Austria? La gastronomía vienesa no se puede comparar con la del resto de los Estados federados…
  • El Palacio de Schönbrunn
    El Palacio de Schönbrunn El Palacio de Schönbrunn construido en el siglo XVI es una de las principales obras…
Martes, 18 Septiembre 2018 22:07

Ecuador tiene nuevo representante ante la OEA

Por
Carlos Játiva, antes embajador de Ecuador en Austria. (Foto: eltelegrafo.com.ec)

Ecuador tiene un nuevo representante ante la Organización de Estados Americanos (OEA). El presidente de la República, Lenín Moreno, designó mediante decreto Ejecutivo No. 455, del 17 de julio de 2018, al diplomático Carlos Játiva como representante permanente de Ecuador ante el organismo, con sede en Washington.

Játiva se venía desempeñando como embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Representación Permanente del Ecuador ante los Organismos Internacionales con sede en Viena, Austria.

China y Játiva

El gobierno de China siempre ha apoyado al grupo de los 77 y está haciendo campaña por más voces de los países en desarrollo en la política internacional. Así lo comentó Carlos Jativa, representante del grupo de los 77 en una conversación con la agencia de noticias china Xinhua.

Játiva dijo que incluso China juega un papel importante en los asuntos internacionales, lo que ha generado un cambio gigantesco en la situación mundial. El grupo de 77 ampliaría su cooperación con China y seguiría adelante con la construcción de un mundo multipolar, afirmó Jativa.

 

Modificado por última vez en Martes, 25 Septiembre 2018 22:19

Lea a continuación:

  • La política exterior de Macri

    Uno de los puntos más criticados por propios y ajenos de la gestión de Mauricio Macri ha sido la política exterior. Si se repasa lo acontecido durante su primer año pueden encontrarse las razones.

    En política exterior la propuesta de Cambiemos tuvo dos metas, una muy general y otra un poco más específica. La general fue “volver al mundo” y la específica, atraer inversiones.
    Estas metas se lograrían, en primer lugar, si se abandonaba la ideología en las relaciones internacionales. Sin embargo, su gestión empezó de otra forma. El debut en política internacional del Presidente fue en la cumbre del Mercosur, en diciembre de 2015. Macri escenificó un conflicto con Venezuela por violaciones a los derechos humanos.

    Las razones fueron más ideológicas que pragmáticas. Venezuela es el quinto destino de las exportaciones argentinas, con gran peso de productos industriales. Teniendo en cuenta la necesidad de aumentar las exportaciones y el supuesto desarrollismo de Cambiemos, ¿para qué pelearse con quien se hacen convenientes negocios?

    Al parecer el Gobierno tomó nota de lo contraproducente que podía resultar el conflicto y en los meses que siguieron el problema con Venezuela salió del discurso macrista. Fuera de menciones aisladas, nadie volvió a insistir con el tema.
    Lo mismo sucedió en la relación con China y Rusia. Elisa Carrió, integrante de la alianza gobernante, ha expresado que la Argentina sólo debería tener relaciones con países democráticos. En base a esto, Macri y su gente criticaron los acuerdos con las dos potencias mundiales legados por el kirchnerismo.

    Sin embargo, con el tiempo se profundizaron las tratativas comerciales tanto con Moscú como con Pekín. Al parecer, también aquí entendieron que las posiciones ideológicas no son las más adecuadas para pensar las relaciones internacionales.
    Donde el macrismo sí hace gala de pragmatismo es en la idea de que la política exterior tiene como objetivo atraer inversiones. Guiados por esta meta, Macri viajó a Davos, organizó un mini Davos en el CCK, visitó varias potencias europeas, recibió a líderes mundiales en la Argentina y, sobre todo, pagó a los fondos buitres lo que el kirchnerismo les había negado.

    No obstante, si analizamos el año de política exterior en relación con este fin, debe anunciarse el fracaso de la estrategia. No sólo la “lluvia de inversiones” extranjeras no llegó sino que disminuyeron con respecto a 2015.
    La atención en las inversiones distrajo al Gobierno de otros temas, como es la cuestión Malvinas. Quizás esto se deba a que Macri lo considera como algo “ideológico” o demasiado kirchnerista. Tal vez, como afirmó Dante Caputo, el problema sea que a Macri realmente no le interesan las Islas.

    En cualquier caso, con Malvinas se llegó al papelón cuando el Presidente anunció que la premier británica Theresa May había consentido dialogar sobre la soberanía. Tuvo que retractarse al día siguiente.
    Esto sería anecdótico si no fuese por lo que sucedió en la conferencia de prensa. Ante un problema puntual sobre Malvinas, Mauricio Macri no supo qué responder y cedió la palabra a su canciller Susana Malcorra. La pregunta fue sobre ensayos militares británicos en las islas, es decir, un tema grave de seguridad nacional. Macri mostró un desconocimiento absoluto sobre el problema.

    Malvinas reapareció a fin de año por medio de un acuerdo para identificar a los caídos en la guerra de 1982 atado a otro sobre hidrocarburos. El secreto de las negociaciones y el faltazo de Malcorra a dar explicaciones a la Cámara de Diputados le valió la amenaza de juicio político a la ministra.

    Es que Malcorra y el Ministerio de Relaciones Exteriores en general es un foco de críticas en sí mismo. No por nada los primeros cambios del Gabinete comenzaron con la salida del vicecanciller Carlos Foradori.
    Malcorra fue presentada como una experta en el mundo diplomático, algo de lo que no podía dudarse debido a sus antecedentes. Sin embargo, ocupó gran parte del año en su campaña política para acceder a la Secretaría de Naciones Unidas. Esto, sumado al fracaso posterior, ofreció una imagen bastante negativa: ser ministra de Relaciones Exteriores, ¿era sólo un trampolín para su carrera en la ONU?
    Luego llegaron las elecciones en Estados Unidos y el apoyo a la candidata derrotada. Aunque nuevamente demostraron imprevisión y falta de experticia, a mi modo de ver esto ha sido lo menos grave del año. No creo que perjudique las relaciones con Estados Unidos.
    El problema más inesperado y más gravoso para la imagen mundial de Mauricio Macri provino de donde nunca lo pensó: de la detención de Milagro Sala. El gobierno que llamó a “volver al mundo” recibe de él la acusación de que en la Argentina hay detenciones ilegales por razones políticas.

    La ONU, el secretario general de la OEA y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidieron por Sala. Esto dañó la imagen de un gobierno que, como pretendía el analista Fernando Merke en la revista Foreign Policy, quiso colocar a Macri como “la voz” de los derechos humanos.

    Amnistía Internacional, Human Right Watch, entre otras ONGs, también consideraron ilegítima la detención y exigieron la liberación de la dirigente encarcelada. Que un gobierno integrado por miembros de ONGs y que reivindica el voluntariado sea amonestado por estas organizaciones es un golpe duro de digerir.

    El mismo caso provocó más daño cuando el primer ministro canadiense Justin Trudeau reclamó por ella en suelo argentino. El líder de un país modelo “del mundo” puso en aprietos al presidente que prometió integrarse a ellos y abandonar las relaciones con los, en su visión, parias internacionales.

    En definitiva, en política exterior 2016 ofrece un balance negativo. Ni la meta general de “volver al mundo” ni la específica de atraer inversiones se han cumplido. Ambos objetivos son discutibles en sí mismos. Ni el mundo se reduce a las potencias centrales ni la competencia por inversiones puede ser la única finalidad de la política exterior. Sin embargo, incluso analizado desde un punto de vista de racionalidad de medios, el macrismo no logró los fines que se propuso. Las inversiones no llegaron y, al finalizar el año, “el mundo”, lejos de darle la bienvenida, le reclamó por detenciones arbitrarias.

     

    Texto: Tripolone, Gerardo: La política exterior de Macri. Periódico Los Andes. www.losandes.com.ar/article/la-politica-exterior-de-macri-942208?rv=1  (27.03.2017)

    Gerardo Tripolone: Abogado. Prof. de Derecho Univ. Nac. de San Juan. Becario Conicet.

  • Anti-poder del EZLN y la CNI: Establecimiento de un candidato presidencial indígena para 2018 en México

    Texto: Raina Zimmering | Traducción DE-ES: Laura Espinoza

    El 13 de octubre de 2016 el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Congreso Nacional Indígena (CNI) hicieron el documento "Que retiemblen sus Centros de la tierra" para establecer un candidato en las elecciones presidenciales de 2018. Sólo que recientemente entró en vigor una ley de México, que permite la candidatura de postulantes independientes a la presidencia. Pero esta intención sólo pudo lograrse después de una encuesta en todas unidades de la CNI. El resultado fue postivo, el cual fue anunciado el primero de enero 2017 en Oventic, Chiapas, México. El hecho de que un candidato indígena se postule para el más alto cargo del Estado equivale a un terremoto en México, porque los pueblos indígenas están en gran parte excluidos de la participación política: no pueden encontrarse en el Parlamento, en los Ministerios y tampoco en los tribunales. Con el candidato presidencial indígena, la situación precaria de los pueblos indígenas en México estará de nuevo en la agenda política. Y no solo eso, si no que el gobierno está siendo completamente restablecido.

    Desde su rebelión en 1994 la guerrilla indígena del EZLN en el Estado mexicano de Chiapas lucha contra la opresión y la privación de los pueblos indígenas, luchan por la justicia, la democracia y la libertad. A pesar de su armamento, el EZLN se retiró de los métodos clásicos guerrilleros y aparece como un movimiento emancipado, que utiliza principalmente métodos de resistencia pacífica. La administración autónoma de los zapatistas, establece que se caracteriza por la democracia participativa, sus propias estructuras educativas, de salud y de atención, la propiedad colectiva y un enfoque sostenible de la naturaleza.

    El Congreso Nacional Indígena, fundado en 1996 por iniciativa del EZLN, reúne a 33 pueblos indígenas y, por lo del tanto, representa al 20 por ciento de la población mexicana. Su objetivo es la defensa de la comunidad local y la protección de las autonomías indígenas contra los intereses de los grandes proyectos económicos y la política neoliberal del gobierno. Pide que se respeten los derechos humanos y la propiedad social, el acceso a la salud, educación y la prosperidad.

    Desde su levantamiento, el EZLN ha rechazado estrictamente la toma del poder y la toma de cargos políticos. El ex portavoz del EZLN, subcomandante Marcos, dijo en 2008: "Lo que llamamos zapatistas como 'la sociedad del poder' tiene sus reglas y sólo se puede acceder a estas reglas, para cualquiera que se esfuerce por la justicia, la libertad, la democracia, el respeto a la alteridad, es imposible unirse a ella, a menos que uno se aleje de estas ideas"1

    El hecho de que los zapatistas, junto con la CNI, declararon ahora que querían establecer un candidato presidencial causó irritación entre muchos partidarios y partidarios del EZLN, ya que el rechazo de las oficinas políticas lo contradecía diametralmente. Finalmente, México es una democracia presidencial en la cual el presidente está dotado de poderes considerables. Muchos interpretaron esto como un cambio de paradigma. Después de este tipo de recepción, el EZLN el 17.11.2016 comunicó una fuerte declaración titulada "Una historia para tratar de entender"2

    El EZLN declaró que no establecería un candidato presidencial. Fue simplemente su recomendación a la CNI para considerar la formación de un consejo de gobierno indígena y un candidato presidencial de la CNI. Esto debe ser discutido en las comunidades indígenas de la CNI, pero no en el EZLN. Esta diferencia no fue reconocida por muchos. El objetivo final es que el EZLN intervenga en la política sin jugar el papel principal sin querer tomar el poder o una posición política. Esto no es nada nuevo en la historia del EZLN. Ya desde 1994 hasta 2003, el EZLN trató de desencadenar un cambio social a través de iniciativas legislativas. En esta fase, el EZLN cooperó con representantes de diversos partidos políticos, en particular con el "Partido Revolucionario Institucional" ("Partido de la Revolución Democrática"), moderado a la izquierda (véase la "Ley de Derechos y Cultura Indígena" firmada por el EZLN y el Gobierno de México en 1996. PRD). En 2000, el EZLN convocó al candidato presidencial del PRD Cuauhtémoc Cárdenas, pero Vicente Fox fue quien lo derrotara por el Partido Conservador, Partido Acción Nacional (PAN).

    Cuando la ley iniciada por los zapatistas fue finalmente aprobada por el Parlamento en 2001, fue completamente cambiada en su texto y significado original. Para los zapatistas fue como un golpe bajo, así que tomaron un cambio de paradigma entre 2003 y 2005: en lugar de luchar por el cambio político a través de las instituciones políticas, junto con el gobierno y los partidos, se concentraron en construir comunidades autónomas y consolidar sus estructuras democráticas básicas. Se aliaron exclusivamente a la sociedad civil nacional e internacional.

    Las estructuras comunales autónomas de las comunidades indígenas de la CNI y del EZLN están en marcado contraste con las políticas neoliberales del gobierno mexicano. Desde 1995, el gobierno ha estado llevando a cabo una guerra de baja intensidad contra estas comunidades, incluyendo las tierras, la destrucción de la naturaleza y el robo de sus recursos naturales por compañías petroleras, compañías mineras o el crimen organizado. Una y otra vez se producen violentos ataques paramilitares y militares. Sólo en 2014 los paramilitares destruyeron la escuela y el hospital de La Realida Caracol, una de las cinco unidades administrativas de los zapatistas, incluso mataron a un maestro.

    Sin embargo, los ataques a las comunidades indígenas, son sólo parte de una fuerza mucho más amplia que impregna a todo el país. Desde que el presidente del PAN, Felipe Calderón, declaró la guerra a las carteles de las drogas en México en 2006, casi 200.000 personas han muerto, 27.887 personas han desaparecido, incluyendo periodistas, abogados y partidos de la oposición.3  El 98 por ciento de los crímenes no se aclaran. Gracias a la amalgama de la política y del crimen organizado. Grandes partes del país están ahora dominadas por la mafia de la droga, que ha penetrado los órganos de seguridad y las autoridades de México. En todo el país, los municipios se están armando para protegerlos y formar grupos de autodefensa.

    Frente a esta tensa situación de amenaza, los zapatistas y la CNI están buscando nuevas maneras de detener la violencia y la destrucción. Una decisión aún más importante que el establecimiento de un candidato presidencial por la CNI es la propuesta a las comunidades indígenas de formar un "consejo de gobierno indígena". El propósito de este organismo es crear una administración nacional que funcione de acuerdo a los principios comunitarios. El Consejo de Gobierno será elegido por los pueblos, las comunidades y las regiones autónomas de la CNI, que estarán representadas por una mujer y un hombre en cada una de ellas, a la cual el candidato presidencial también será miembro. CNI y EZLN quieren construir un "anti-poder" para la élite mexicana, la cual puede ser vista como una contrapartida de las políticas neoliberales y violentas de México. El candidato presidencial futuro debe hacer este anti-poder visible para el exterior y llevarlo a la discusión social.

    En una situación donde la confianza de los votantes mexicanos en todos los partidos políticos es gravemente dañada, los zapatistas y el CNI con esta estrategia podrían tener éxito. La corrupción, el aumento masivo de la violencia y la falta de conceptos para resolver la crisis determinan la situación política actual. Todos los grandes partidos políticos parecen fallar en este momento. El Partido Revolucionario Institucional (PRI), que ha estado en el poder durante 74 años hasta una breve interrupción, representó el estancamiento político y la corrupción hasta el año 2000. El PAN (Partido Acción Nacional), que reinó de 2000 a 2012, se asoció con la fatídica guerra contra las drogas y la liquidación económica del país, que no pudo impedir que el PRI volviera al poder en 2012. Más bien, la violencia y los vendajes han seguido creciendo. La popularidad del PRI ha disminuido aún más con los intentos del actual presidente, Enrique Peña Nieto, al tratar de acercarse al presidente de los Estados Unidos de Norte América Donald Trump, quien reiteradamente advirtió a los mexicanos que tomará medidas ofensivas y restrictivas contra los migrantes mexicanos. Incluso en el espectro político de izquierda no hay una alternativa convincente. El PRD, que está a la izquierda del PRI y del PAN, ha sido disputado. Su ex-candidato presidencial, Manuel López Obrador, fundó en 2012 el partido "Movimeinto Renovación Nacional" (MORENA), para el cual competirá por la elección presidencial de 2018. El PRD había participado en masacres contra los indios y algunos de sus principales miembros están vinculados al crimen organizado. Ni el PRD, ni MORENA presentaron un programa consistentemente antineoliberal.

    Si los zapatistas y la CNI logran movilizar al electorado políticamente disipado para otra política, se verá en los próximos meses.

    Su idea de gobernar es fundamentalmente diferente de la de todos los demás partidos políticos y sus candidatos presidenciales. Los zapatistas y la CNI no son sólo un "lobby de un solo tema" para los pueblos indígenas, como lo señaló el reconocido sociólogo mexicano y ex-ministro de Relaciones Exteriores Jorge Castañeda.4 Más bien, los territorios indígenas encarnan principalmente una concepción social alternativa y principios políticos. Para muchos, forman una última esperanza frente a una cultura política dominada por la violencia, la corrupción y una política restrictiva de México bajo Trump.

    1 Subcomandante Marcos, Nachdem sich die Kojoten der Solidarität nun verkrochen haben, in: Worte von Subcomandante Insurgente Marcos an die Nationale und Internationale Karawane für Menschenrechtsbeobachtung und Solidarität mit den Zapatistischen Gemeinden, 2.8.2008, www.chiapas.at

    2 Subcomandante Insurgente Moises und Subcomandante Insurgente Galeano: EZLN: Una Historia para tratar de entender. Chiapas am 17.11.2016. http://radiozapatista.org/?p=19340

    3 Sandra Weiß, Mexiko, wo das Volk befiehlt und die Politiker gehorchen, in: „Der Standard“, 9.2.2016.

    4 Jorge Castañeda, Candidatura Indepiendiente del EZLN, www.milenio.com, 17.10.2016.

    Sobre la autora:

    Raina Zimmering es socióloga alemana y desde 2007 profesora de investigación de transformación sociocultural en la Universidad Johannes Kepler (JKU) de Linz. Encabezó el Departamento de Investigación de Políticas y Desarrollo del Instituto de Sociología de la JKU hasta marzo de 2013.

     

  • La oportunidad para México de reacercarse a América Latina

    La opción de los gobiernos mexicanos de firmar y dar continuidad al Tratado de Libre Comercio con EEUU y Canadá, no solo solo ha perjudicado a México, sino que lo ha alejado de América Latina. Ha sido una opción ideológica, fundada en la falsa creencia de que ser asociado a potencias económicas iba a impulsar a la economía mexicana a los niveles de las economías más desarrolladas, alejándola de la pobreza, la desigualdad, la miseria, la exclusión social.

    Texto: Emir Sader | ALAI AMLATINA
     
    Los balances de los 20 años de vigencia de ese Tratado han sido evidentes: México ha sido el gran perdedor. Subido a un ring como peso liviano frente a un peso pesado como EEUU, México tenía todas las de perder y de hecho fue así. Aun cuando su economía creciera, México ha sido uno de los pocos países del continente que no ha mejorado la situación social de su población en este siglo.
     
    Asimismo, la opción de hacer depender su economía de un solo gran mercado, ha sido suicida. Tener más del 80% de su comercio exterior con EEUU ha hecho que México oscile conforme oscila la economía norteamericana, una economía que ha dejado hace tiempo de ser la economía dinámica que fue en el pasado. México ha sido una fuente de mano de obra barata para las grandes corporaciones norteamericanas, un mercado seguro de consumo de los productos del vecino del Norte, un proveedor de materias primas a precios favorables para EEUU.
     
    Además de perder en todo ese proceso, ahora México paga un precio aún más caro al haber atado su economía a la de un solo país. El triunfo de Donald Trump amenaza a México con los peores presagios: expulsión de una parte de las docenas de millones de mexicanos que trabajan en EEUU, impuestos que dificulten el envío de remesas a los familiares en México, además de la suspensión del mismo Tratado de Libre Comercio.
     
    El pánico se adueña de México, sin que se recobre la conciencia plena de la nueva realidad y se pueda articular formas de defensa. Hasta ahora solo discursos son la respuesta a las amenazas concretas que Trump promete poner en práctica desde el primer día de su gobierno.
     
    Es la hora de que México deje de mirar hacia arriba – donde incluso le cierran las puertas – y vuelva a mirar hacia abajo, hacia América Latina, de la que México siempre hizo parte, a pesar de gobiernos que solo tenían ojos para el vecino del Norte. Aunque ahora dos de los gobiernos que más promovían la integración regional tienen gobiernos que la niegan, los próximos años serán decisivos para América Latina y México puede ser parte determinante en ese futuro.
     
    Es perfectamente posible, frente a los resultados desastrosos de los intentos de retorno al neoliberalismo en Argentina y en Brasil, que en los próximos años esos países vuelvan a tener gobiernos que privilegien la integración latinoamericana y no los Tratados de Libre Comercio con EEUU. México puede ser parte integrante de ese movimiento, que tan bien ha hecho al continente.
     
    El triunfo de Trump y la eventual ruptura del TLC le permiten a México revisar las opciones equivocadas de sus gobiernos y volver a integrarse plenamente a América Latina. El continente se fortalecerá y México también se volverá más fuerte. Podrá contar con un intercambio económico intenso con los países del continente, así como acercarse a los Brics y su Banco de Desarrollo.
     
    México habrá hecho de los infortunios con que se le amenaza una nueva oportunidad de reinsertarse en el mundo más allá de cualquier fatalidad geográfica. De volver a ser un país plenamente integrado a América Latina.  
     
    Emir Sader, sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ). URL de este artículo:  www.alainet.org/es/articulo/182331

  • Análisis: Van der Bellen sacó ventaja

    Es muy pronto para especular, pero es obvio que Van der Bellen ha ganado las elecciones presidenciales en el “segundo intento”, más que en mayo. La impugnación de las elecciones por parte del partido político FPÖ no valió la pena.

    Texto: Andreas Prucha | Traducción: Soraya Sahl

    El hecho de que el populismo derechista en Austria -pero no sólo en Austria sino en toda Europa y el mundo- vaya viento en popa, no puede ser omitido. Junto con todos los fenómenos negativos acompañantes. Incluido que ya ni siquiera es seguro, si todo lo que dicen los partidos populistas derechistas es realmente dicho con seriedad y que en realidad quieren representar a una fuerte política nacionalista xenofóbica – o si se trata sólo de consignas, que justamente agradan actualmente a mucha gente. Fiarse de algo así, que no se parece a la política real, como se anunció en la campaña electoral, es un juego muy peligroso.

    La presión económica y social que muchos ciudadanos están viviendo es grande y lleva a un miedo decadente, que en cierto modo también puede ser justificado. Desafortunadamente esto también conlleva a querer escuchar soluciones incomplexas, que al final no lo son y que en algunas personas lo que hacen es desatar el miedo y las víctimas de estas “Soluciones” serían: personas pobres, extranjeros y personas que quieren vivir en un país abierto y liberal.

    Visto de este modo Austria ha salido bien otra vez y Van der Bellen pudo mejorar su resultado en comparación con el de Mayo. A pesar de esto el desenlace no es tan sobresaliente, que se pudiese hablar de un cambio de tendencia. Los partidos tradicionales deben ver más detalladamente las causas del éxito del partido populista de derecha y encarar seriamente los problemas vigentes.

    Esta vez Van der Bellen se impuso claramente contra el candidato del partido FPÖ, Norbert Hofer, ya que contó con el amplio apoyo de todos los otros partidos políticos. A pesar de todas las diferencias ideológicas que habitualmente dominan entre estos grupos en cuestiones socio-políticas y económicas, parece que de todas maneras existe un consenso base, y es que Austria debería mantenerse como un país abierto, comprometido a un régimen democrático fundamental y liberal, situado en el corazón de Europa.

  • Embajador de Cuba en Austria Juan Antonio Fernández pide "derecho a réplica" al periódico KURIER

    En un artículo de Josef Votzi sobre la visita del Presidente Heinz Fischer a Cuba, publicado en el diario KURIER el día 4.3.2016, se da a conocer una visión poco objetiva en lo que respecta al proceso vivido y que vive actualmente Cuba, así lo exclamó el Embajador de este país en Austria, Juan Antonio Fernández en su carta publicada este 8.3.2016, en donde pide su derecho a réplica.

    A continuación carta del Embajador de Cuba en Austria, Juan Antonio Fernández Palacios al periodista Josef Votzi y al Jefe Redactor del Diario KURIER:

    Sr. Josef Votzi
    Sr. Helmut Brandstätter

    No escribo con frecuencia a los diarios ni a sus  periodistas. Intento leer todo lo que puedo y saco mis propios juicios, de los medios, y de quienes en estos escriben. Seguí con avidez casi todo lo que publicaron los medios austríacos en ocasión de la visita del Presidente Federal Heinz Fischer a Cuba. En general constaté objetividad y rigor en la diversidad de puntos de vista, lo cual es sano para la prensa, pero sobre todo para el público lector.
    No podría decir eso, sin embargo, respecto al artículo titulado “RDA con vista al mar y vagas expectativas” (Kurier, 4 de marzo de 2016,  http://bit.ly/1QpvFoi).  Por el contrario tuve la impresión de estar leyendo un viejo artículo, de algún periódico occidental, publicado en la década de los 70 del pasado siglo.  Comparaciones indeseadas cuando no forzadas, prejuicios ideológicos y un duro e innecesario lenguaje, más pertinente para los tiempos de la guerra fría que para el mundo en qué vivimos.

    O usted no tuvo tiempo para entender  - ni antes ni durante la visita, que fue corta, ciertamente- o sencillamente cargó con su libreto hecho -quizás- antes de abordar el avión rumbo a La Habana.

    Usted habla de “miedo y paranoia” en Cuba y le achaca al “régimen” temer a la comunicación incontrolada y a internet. Obviamente usted no caminó por nuestras calles, no se cortó el pelo en ninguna barbería, ni navegó por la rica blogósfera cubana. Lo que el "régimen" -como usted dice- no tiene son los recursos suficientes para posibilitar tecnológicamente un acceso masivo a internet.

    Usted dice que los cubanos (cabría ver quiénes y dónde, según la orilla política) dividen las décadas pasadas en “antes de Castro” y “después de Castro”.  Parece que más bien usted decidió reportar la visita desde  la otra orilla, no desde la Habana. Nosotros hacemos otra división: antes de la Revolución y después de la Revolución. Según usted el AC se asocia a las lujosas fachadas del puerto y la Habana Colonial, y el DC a una economía de escaseces y desmoronamiento.  Pues mire usted que el antes de la Revolución lo asociamos al latrocinio y la corrupción, al analfabetismo y la insalubridad, a una dictadura sangrienta que enlutó a las familias cubanas con sus brutales crímenes y torturas.   

    El después de la Revolución lo asociamos a la libertad, al orgullo de tener patria con independencia, a la búsqueda incansable de la justicia social, a la resistencia firme frente al más largo y cruel bloqueo que haya padecido pueblo alguno, al haber alcanzado los más elevados índices en materia de educación, salud, deporte y seguridad para todos, en las condiciones de un país pequeño, subdesarrollado y bloqueado. Por cierto, eso no lo digo solo yo.  Lo dicen los organismos internacionales de las Naciones Unidas.

    Por último, desafortunado el título. Aunque compartimos el sueño de construir una sociedad mejor, más justa y solidaria, y por ello enfrentamos al mismo acérrimo enemigo; Cuba no fue, no es, ni será  la RDA por una sencilla razón: la RDA se derrumbó al compás de la caída del famoso Muro, mientras Cuba sigue en pie, a pesar del mas inmenso Muro del bloqueo puesto a su alrededor desde hace más de 50 años que por cierto, también se desmorona.

    Por todas esas razones y muchas otras más es que hemos llegado victoriosos aquí, y no tenemos la más mínima intención de claudicar ni abandonar el camino.  Buscaremos  alcanzar toda la justicia con un Socialismo próspero y sostenible para todos los cubanos.

    Viena, 8 de marzo de 2016

    Juan Antonio Fernández
    Embajador

    Nota: Si la libertad de prensa y expresión lo permite agradecería infinitamente su publicación.


    Link: http://bit.ly/1U3dgS9

  • Marcel Claude: chilenos en el extranjero deben asumir su tarea política

    El ex-candidato presidencial chileno Marcel Claude visitó la ciudad de Viena en el marco de su gira por Europa y ofreció una charla para presentar su visión crítica de Chile.

    María Taramona. El economista, medioambientalista y activista político Marcel Claude llegó al Centro Once este miércoles 8 de enero para presentar la verdadera situación de Chile e invitar a la comunidad chilena extranjera a participar en el Movimiento “Todos a la Moneda”.  La gira y otras actividades son organizadas por grupos de chilenos radicados en Francia, Austria, Alemania, Bélgica, Inglaterra y Suiza.

    “Todos a la Moneda” es un movimiento político chileno que apoya a Marcel Claude, creado en el 2013 para las elecciones que se realizaron el pasado 17 de noviembre de 2013. “Moneda” da referencia al Palacio de La Moneda (Palacio de Gobierno Chileno).

    Marcel Claude quiere reivindicar la situación social del marginado pueblo chileno. (Foto: Cultura Latina).
    Marcel Claude quiere reivindicar la situación social del marginado pueblo chileno. (Foto: Cultura Latina).


    -¿Cuáles son sus perspectivas para Chile?
    -Quiero que Chile encuentre el camino correcto, con una nueva Asamblea Constituyente sobre la valorización de su cultura y su sociedad y con una sociedad de derecho.

    -¿Cómo piensa lograr esta sociedad de derecho para Chile?
    -Fortaleciendo el Movimiento con la candidatura, con continuidad, con un diseño orgánico y a través de este hacer una plataforma de acción política para las elecciones.

    En Enero del 2013 fue creado el Movimiento con 200 simpatizantes y el 14 de diciembre del 2013 - cierre de la candidatura habían cerca de 50.000 personas en la calle Alameda con Brasil apoyándonos.
    Todo lo contrario de la electa presidente Michelle Bachelet, quien cerró su candidatura con 5.000 seguidores.

    -¿Qué piensa de la actual presidente de Chile Michelle Bachelet?
    - Bachelet representa a la oligarquía y tiene una visión muy débil.

    -¿Qué mensaje le daría a los chilenos en Austria?
    -Que asuman la tarea política que está en primer lugar, que va a permitir recuperar el derecho al voto y así refundar al país desde la perspectiva de los derechos, con una nueva constitución y la reincorporación de la reivindicación.

    Marcel Claude en el 2013, el número de sus seguidores crece vertiginosamente (Foto: Movimiento Todos a la Moneda).
    Marcel Claude en el 2013, el número de sus seguidores crece vertiginosamente (Foto: Movimiento Todos a la Moneda).

    En este momento los chilenos en el extranjero pueden lograr el rescate de sus derechos con una actitud guerrera. Los chilenos que están en otros países pueden ser un gran soporte para obtener la democratización de Chile. Ellos representan un importante rol político en la contribución chilena.

    -¿Qué piensa sobre la situación política en Venezuela?
    -Tengo una mirada muy respetuosa y positiva por Venezuela, pero Venezuela no es un modelo, no existe un modelo a copiar.

    -Pero Hugo Chávez ya no está más.
    -La falta institucional termina siendo sostenida por figuras características, que cuando faltan, dejan muy debilitado el proceso.

    Marcel Claude en compañía de Carolina Urrea del Movimiento Todos a la Moneda y Michael Wögerer  de la Asociación Austro-Cubana.
    Marcel Claude en compañía de Carolina Urrea del Movimiento Todos a la Moneda y Michael Wögerer  de la Asociación Austro-Cubana. (Foto: Cultura Latina)



    Movimiento “Todos a la Moneda” y la actual situación chilena
    Marcel Claude presentó el Movimiento “Todos a la Moneda” y explicó que es un proyecto político que nace con los 500 años de historia, en donde Latinoamérica despertó de la masacre del colonialismo. Es un Movimiento que ha surgido como una necesidad social y como consecuencia del capitalismo. “Latinoamérica puede enseñarle al resto del mundo la práctica de la resistencia frente a la imposición de la colonización, exclamó Claude.

    El Movimiento tiene como propósito la lucha por la reivindicación que intentan los pueblos latinos. “Somos herederos de esta lucha de la resistencia, para construir un orden político donde el respeto, la seguridad y el derecho social reafirman el sentido revolucionario de este proyecto”, dijo Claude.

    El Estado chileno entrega 1200 millones de dólares a clínicas privadas, lo que significa un gran negocio para las empresas y una gran carencia del derecho a la salud para los chilenos. “Todo en Chile es un negocio, un relato de la locura sería como contar la situación política y social de Chile”, dijo Claude.

    Pensiones de 200 dólares, ausencia del sector de la salud mental, universidad no gratuita, mujeres que trabajan 12 horas y reciben 500 pesos menos por cada vez que van al baño, agua chilena privatizada y otros problemas como la falta de derechos humanos en Chile fueron dados a conocer por Marcel Claude.

    Claude afirmó que el Movimiento es un proyecto refundacional revolucionario que requiere voluntad, energía e inteligencia para lograr procesos de cambio.

    En el 2017 serán las próximas elecciones presidenciales en Chile y la cantidad de seguidores por Claude aumenta positivamente, el pueblo chileno y los extranjeros chilenos estarán observando los acontecimientos.

    El evento en Viena fue organizado por el Grupo de Apoyo Austria. Estuvieron presentes el periodista, antropólogo social y autor austriaco Leo Gabriel, Gernot Bodner de “Coordinación Antiimperialista”, Carolina Urrea por el Movimiento "Todos a la Moneda" y Michael Wögerer de la “Asociación Austro-Cubana”.

    Más fotos en: https://www.facebook.com/Cultura.Latina

Newsletter Anmeldung

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account