Die deutsch-spanische Kulturzeitschrift Österreichs

Veranstaltungen

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
2
3
4
8
9
10
11
12
13
14
15
18
19
20
21
22
26
27
28
29
30
31

Cultura de Austria

  • Tracht y Dirndl
    Tracht y Dirndl El Tracht para los hombres y Dirndl para las mujeres, son los trajes típicos de…
  • ¿Qué es Krocha?
    ¿Qué es Krocha? Krocha en dialecto y Kracher en el idioma alemán estándar. Se denomina “Krocha” o “Kracher”…
  • ¿Conoce las "Mohnzelten"?
    ¿Conoce las "Mohnzelten"? Mohnzelten, en español "tiendas/carpas de amapolas" son una especialidad dulce típica de la región del…
  • ¿Comida vienesa o de Austria?
    ¿Comida vienesa o de Austria? La gastronomía vienesa no se puede comparar con la del resto de los Estados federados…
  • El Palacio de Schönbrunn
    El Palacio de Schönbrunn El Palacio de Schönbrunn construido en el siglo XVI es una de las principales obras…
Sábado, 16 Febrero 2019 22:43

Voglia d’ARTE: un proyecto artístico con amor y lealtad Destacado

Escrito por
Die Geschäftsführer von Voglia d'ARTE: Marisa Blanco und Fernando Hernández. (Foto: Marcos Aray)

Los artistas Marisa Blanco y Fernando Hernández lograron su sueño americano en Viena y hasta cupido les tocó la puerta

Voglia d’ARTE es un proyecto artístico de dos jóvenes talentosos que ofrecen una variedad cultural de alto nivel en Viena. Pero veamos como se desenvolvió esta historia de amor, reflexión y progreso.
En los noventa nacería la soprano MARISA BLANCO en la capital española, Madrid. Mientras que tres años después llegó al mundo, también en la capital, pero al otro lado del atlántico, en México, el tenor FERNANDO HERNÁNDEZ.

Después de haber pasado por numerosas experiencias artísticas en sus países de origen, llegaron al conservatorio de música Richard Wagner de Viena, en donde se conocieron.
Marisa llegó a Austria en el 2010, al comienzo vivió tres años en Graz, después se trasladó a Viena con la intención de continuar con sus sueños, -entre los cuales y sin quererlo-, encontrar al amor de su vida, casarse y fundar su propia empresa.

Fernando llegó a Austria en el 2014, después de haber grabado el disco “Mi Esperanza”. Él comenzó con 14 años a cantar como barítono. Un hecho que cambió al llegar a la capital austriaca, gracias al maestro López Cobos. “El maestro López Cobos, en su infinita sabiduría y amabilidad, que en paz descanse, ayudó a Fernando ofreciéndole una audición en la Wiener Staatsoper cuando él recién acababa de llegar a Viena, pues tenía sus dudas de pertenecer al registro baritonal o al de tenor. El maestro le dio su opinión acerca del asunto y varios consejos adjuntos que Fernando nunca olvidó y los cuales le han ayudado mucho en su técnica”, dijo Marisa.

Más tarde Marisa sufrió una grave enfermedad. Al recuperarse se plantea la vida con otra perspectiva y un día escoge un símbolo de belleza externa, como es el pintauñas o esmalte. Esto para mostrar su belleza interna. Y así fue como inició su colección de cuadros con su propia técnica, la cual perfecciona de manera autodidacta.
A raíz de esto, le surgió la idea de crear algo más grande, un lugar en el que todas las disciplinas artísticas pudieran bailar de la mano para ofrecer un todo compacto al espectador.

Y a este nuevo proyecto lo bautizó con el nombre de “Voglia d’ARTE” (en italiano: ganas de arte). Con este nombre Marisa quiere hacerle honor al país donde nació la ópera. Voglia d’ARTE fue fundado por Marisa y Fernando desde el principio, sentando las bases de una productora artística que mostrara un alma pura y sin caretas. Un proyecto con valores básicos de armonía, compañerismo, humildad y ganas de seguir adelante y con las orejas bien abiertas para seguir aprendiendo constantemente.

Su eslogan describe perfectamente el espíritu de la empresa: Voglia d’ARTE, SOMOS LO QUE SOMOS.

Ellos dos lideran un equipo de 22 artistas con los que se han presentado en lugares como el Palais Eschenbach, Kursalon, Altes Rathaus, Theater Akzent, Konzerthaus y Musikverein, entre otros.
Próximamente se presentarán en la Haus der Ingenieure, ubicada en el Palais Eschenbach de Viena, el 23 de Febrero del 2019 a las 18h y el 4 de Abril en el Altes Rathaus a las 19 horas.

Voglia d'ARTE im Haus der Ingenieure (Palais Eschenbach Wien) am 23. Februar 2019 um 18 Uhr. Und am 4. April um 19 Uhr im Alten Rathaus. (Foto: Marcos Aray).
Voglia d'ARTE se presentan en "Haus der Ingenieure" (Palais Eschenbach Wien) el 23 de febrero 2019 a las 18hrs. Y el 4 de april a las 19hrs en Alten Rathaus. (Foto: Marcos Aray).

Para finales de mayo tienen otro gran proyecto entre las manos, del cual no quisieron dar ninguna información, pero si nos adelantaron que será un evento de música Iberolatinoamericana clásica.

Marisa y Fernando están planeando giras de sus espectáculos para los siguientes años en países como México, España, China y Rusia.

Mientras la pasión se alimente, el futuro del arte no tiene límites.

¿Qué hace exactamente tu productora artística Voglia d'ARTE?
Exactamente nos centramos “momentáneamente” en producir galas operísticas o de música clásica iberolatinoamericana. Digo momentáneamente porque aquí es donde vivimos y donde la gente más consume este arte. En las galas nosotros también cantamos. Fernando como tenor bebe y yo como soprano dramática bebe. Lo de bebes quiere decir que somos aún muy jóvenes para estar en nuestro punto álgido de nuestros registros. Esto se adquiere entre los 33 y 40 años, más o menos.

Nuestro sueño es poder incluso llegar a hacer producciones de cine algún día. Ahora abarcamos el mundo de la ópera, las exposiciones, la literatura, tenemos proyectos muy ambiciosos a la vista con un gran número de baile, música, teatro y humor. Pero por política de empresa no podemos comentar nada todavía. Aunque muy pronto tendrán noticias.

¿Por qué Viena?
Viena siempre ha sido nuestra meta. Poder vivir el sueño de ser músicos y estudiar, trabajar y crear una empresa de arte en Viena es lo más grande que nos podía haber pasado. Es la cuna de la música clásica. Viena nos lo ha dado todo.

¿Cualquier artista interesado puede participar?
No, de momento somos nosotros quienes nos interesamos por los talentos, y si vemos que puede encajar bien en nuestra esencia, lo adoptamos en la familia. La regla básica es la humildad y como te decía, el compañerismo. Estamos hartos de ver competencia en las propias productoras, en los artistas y entre todos los miembros del mundo del espectáculo. Por eso quisimos aportar nuestro granito de arena a nuestro mundo y crear un hogar en el que sientan de veras que todos se apoyan entre sí, además porque esa química se transmite en el escenario y es de vital importancia.

Marisa, después de tu grave enfermedad, ¿cambiaste como persona?
Sí, por supuesto. Todo en mí cambió. Yo cuando llegué a Austria pesaba 30 kilos más. Y en un año los perdí por un trastorno alimenticio provocado por la presión del mundo del espectáculo. Cuando estás en un mundo artístico tan exigente, a veces corres el riesgo de dejarte influenciar por el rebaño y llegas a pensar que tu imagen es más importante que tu producto. Pero no sólo perdí esos 30 kilos, sino también a mi misma. Olvidé quién era, y toda mi esencia. A partir de mi recuperación (hace ya seis años) todo mi mundo cambió, y fue gracias al amor incondicional de mi familia. De tal manera que quise mejorar la percepción de cada uno de nuestros trabajadores. Y hacerles ver que ellos son valiosos por lo que son, no por lo que esperan los demás de ellos. Somos lo que somos. Sin trampa ni cartón.

¿Qué fue exactamente lo que pasó en tus pensamientos?
Pensé que todo sucede por una razón, y que eso no me avergonzaría en el futuro, sino que me haría más fuerte y me ayudaría a coger impulso. Y así fue. Fui dejando que mi alma se expresara a través del pincel del pintauñas y noté que debía dejarme fluir, disfrutar los momentos hermosos de la vida y relativizarlo todo. Y quise trasmitir esa manera de actuar a nuestra empresa.

Es curioso que en mis cuadros, al ser un material que no se puede corregir como el óleo, a veces das una mala pincelada, o cometes algún error, y la única manera es inventar algo nuevo de ese error. Y por lo general me sorprende la nueva idea y me gusta más que lo que iba a pintar. Por eso digo que dejarme fluir con mis cuadros me enseñó a no tenerle miedo al fracaso.

So Marisa malt ihre Bilder mit Nagellack in einer eigenen Technik, die sie autodidakt perfektionierte. (Foto: Marisa Blanco).
"Dualidad" de Marisa Blanco, quien pinta sus cuadros con pintauñas y con su propia técnica. (Foto: Marisa Blanco).

¿De qué tamaño son tus cuadros?
Tengo diferentes tamaños, algunos son 50x70 cm, otros son 100x50 cm…

"Flamenca" de Marisa Blanco. (Foto: MB)

¿Cuánto tiempo tardas en pintar un cuadro?
También depende del tipo de cuadro que sea, o del material en el que los pinte. Si es papel, por lo general tardo un poco menos, si es lienzo para óleo tardo bastante más. En algunos me he tirado 8 meses, en otros un año y medio… depende del cuadro. Hay que tener en cuenta que el pincelito es muy pequeño y no se pueden hacer grandes trazos. Así que es un trabajo muy minucioso de paciencia y amor.

¿Los vendes?
De momento estoy vendiendo las copias, que son copias perfectas al mismo tamaño original, o según la petición del cliente en cuestión, imprimo la medida que me pidan.

¿Se puede vivir de vuestra profesión o del proyecto?
Si, tenemos la gran suerte de trabajar en lo que más amamos y se puede vivir muy bien de ello, de cantar todos los días, de prepararnos con grandísimos profesionales y de absorber como esponjas todo lo que tienen que aportarnos.

¿Cómo es la receptividad del público?
Al público le fascina la energía que ven en el escenario. Somos por y para ellos. Y como nosotros siempre decimos, el público es parte de Voglia d’ARTE también, porque sin ellos no serviría de nada lo que hacemos. El arte no está completo sin ellos en la butaca.

¿Como es la relación de pareja cuando son colegas de trabajo?
Fernando es el mejor compañero que se pueda imaginar. Tanto de vida, como de trabajo. Es facilísimo trabajar con él. Nos compenetramos a la perfección, pues él tiene unas habilidades que a mi me faltan y yo tengo otras de las que él carece. Pero es una combinación muy hermosa, porque podemos aprender día a día el uno del otro y crecer en las dos vías.

¿Cuáles son vuestras personas ejemplares?
Primero que nada, por supuesto nuestras familias y nuestros padres. Antonio Blanco y Jesús Hernández. Nos han mostrado siempre el camino y es un honor ser hijos de hombres de valores y voluntad tan grandes, pues así de grande es la enseñanza que sembraron en nosotros.
Continuando, obviamente hemos de nombrar a nuestros maestros (Stephen Chaundy, Evelyn Schörkhuber, Glenys Linos), y mi Shifu de Kung fu (Shaolin Shi Heng Zhan), que son quienes día a día nos apoyan para no decaer, y que la constancia y tenacidad hagan su fruto.

En la historia de la ópera, que es lo que más de cerca tenemos, grandes figuras desde Caruso, Corelli, Bonisoli, Caballé, Callas, Nilson… hasta Garifullina, Beczala, Brownlee, Álvarez, Vargas, mi querida Berna Perles...¡hay tantos que nos influencian con su sabiduría!

Y por último pero no por ello menos importante, grandes seres humanos y empresarios como nuestro amigo el humorísta español Goyo Jiménez, que sin duda es una de las estrellas que alumbran a su paso, y al cómico mexicano Franco Escamilla, que nunca pierde su patriotismo y ha sabido llegar al éxito sin pisar a nadie y dándole la mano a quien lo ha necesitado.

¿Cómo se ven en el futuro?
En Viena, por supuesto. Acabamos de comprar un nidito de amor, así que aquí nos asentamos seguro. Nos vemos juntos, cosechando éxitos y sobre todo, con muchas ganas de arte.

Website: vogliadarte.com

Voglia d'ARTE „WIR SIND, WAS WIR SIND“ im Haus der Ingenieure am 23.02.
Voglia d’ARTE: "SOMOS LO QUE SOMOS", en Haus der Ingenieure este 23.02.
Modificado por última vez en Sábado, 16 Febrero 2019 23:23
Redaktion

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Newsletter Anmeldung

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account