Die deutsch-spanische Kulturzeitschrift Österreichs

Veranstaltungen

Cultura de Austria

  • Tracht y Dirndl
    Tracht y Dirndl El Tracht para los hombres y Dirndl para las mujeres, son los trajes típicos de…
  • ¿Qué es Krocha?
    ¿Qué es Krocha? Krocha en dialecto y Kracher en el idioma alemán estándar. Se denomina “Krocha” o “Kracher”…
  • ¿Conoce las "Mohnzelten"?
    ¿Conoce las "Mohnzelten"? Mohnzelten, en español "tiendas/carpas de amapolas" son una especialidad dulce típica de la región del…
  • ¿Comida vienesa o de Austria?
    ¿Comida vienesa o de Austria? La gastronomía vienesa no se puede comparar con la del resto de los Estados federados…
  • El Palacio de Schönbrunn
    El Palacio de Schönbrunn El Palacio de Schönbrunn construido en el siglo XVI es una de las principales obras…
Viernes, 22 Febrero 2019 14:00

“Escarabajos: 200 millones de años de evolución”, una exposición de José Luis Loría Destacado

Escrito por Sandra LAMAS-BARAJAS, MA
El artista José Luis Loría durante la inauguración de su exposición en el ICM Viena. (Foto: Sandra LAMAS-BARAJAS, MA)

El artista mexicano José Luis Loría ofrece una mirada ampliada al universo de los insectos. En su exposición “Escarabajos: 200 millones de años de evolución”, inaugurada la noche del jueves en el Instituto Cultural de México, el artista presenta una serie de ilustraciones de uno de los insectos más diversos y adaptables de la tierra.

La obra de Loría posee como tema recurrente la biodiversidad y la conservación del medio ambiente. En esta ocasión, el artista vuelca su mirada al mundo de los coleópteros, los insectos con más especies del reino animal.
Para el artista, la exposición busca mostrar la riqueza natural de Latinoamérica, especialmente de México, pues este país posee el setenta por ciento de las especies de escarabajos registradas en el mundo. La colección consta de alrededor ochenta ilustraciones trabajadas durante un periodo de cinco años en la ciudad de Mérida, México.

Siguiendo la tradición de naturalistas como Maria Sibylla Merian o John James Audubon, José Luis Loría retrata con precisión documental escarabajos de distintas formas, tamaños y colores. Sin embargo, el artista busca ir más allá de la mera descripción científica, tomándose algunas libertades expresivas:
Sí, definitivamente. Lo que caracteriza mi dibujo no es tanto el rigor científico, puesto que de alguna manera soy un artista con mayor espacio de creatividad y libertad; pero respeto el rigor de todo lo que implica el trabajar con especímenes ya sean disecados o vivos. En ese sentido mi trabajo —particularmente en la ciudad de México, donde se concentra la mayor parte de la cuestión científica— está considerado como documento de historia natural. Obviamente yo les pongo más de sentimiento e interpretación en cuanto al dibujo, lo cual hace la diferencia entre una obra estética y una científica. Hay un equilibrio en ello.

El artista está familiarizado con la importancia cultural de los escarabajos, al respecto nos habló de su primer contacto con estos insectos en su natal México:
Mi primer contacto con el mundo de los escarabajos se dio a la edad de cinco años en el puerto de Progreso, en la península de Yucatán, cuando vi una especie de escarabajos verdes y gordos que la gente solía atrapar, amarrar de una patita y hacerlos volar alrededor de uno. Este hecho fue también mi primer contacto con la falta de conciencia del ser humano hacia el respeto de los animales. Obviamente fue difícil para mí entender a esa edad que se amarrara la pata de un insecto y se le hiciera volar. No fue muy placentero.

La inauguración contó con la presencia de la embajadora de México, Alicia Buenrostro Massieu y la directora del ICM, Hena Iris Moreno Corzo (Foto: Sandra LAMAS-BARAJAS, MA)
La inauguración contó con la presencia de la embajadora de México, Sra. Alicia Buenrostro Massieu y la directora del ICM, Hena Iris Moreno Corzo (Foto: Sandra LAMAS-BARAJAS, MA).

En Mérida, ciudad natal de Loría, los escarabajos o Maquech son adornados con bisutería y vendidos como joyas o mascotas. La anterior práctica tiene su origen en la leyenda maya de la princesa Cuzán, cuyo enamorado fue convertido en un insecto. Para mantenerlo a su lado, la princesa decidió adornarlo con piedras preciosas y llevarlo cerca de su corazón a manera de joya. Al preguntarle al artista su opinión sobre esta costumbre, nos comentó:
Yo particularmente no estoy de acuerdo con esta forma de comercialización que se ha hecho de esta especie; sin embargo, creo que se ha mantenido de alguna manera cierto respeto, no es una cosa que se acepte en medios de ciencia. En lo particular he luchado para que deje de hacerse esto. Yo creo que el respeto a todo ser vivo en el planeta debe ser muy cuidadoso, porque los seres humanos tendemos a dañar todo lo que nos rodea. Lo que sucede es que hay toda una tradición respecto al Maquech, por ejemplo, hay un pueblo donde un grupo de mayas sabe perfectamente en qué época pueden capturarlos y son muy celosos de esta información. Hay un libro de una doctora al respecto. Aunque yo en lo particular estoy en contra de ello.

Cabe destacar que los escarabajos son uno de los insectos más adaptables al medio ambiente. Viven en cualquier condición climática, por lo que se les encuentra por doquier. En sentido metafórico, son ciudadanos del mundo. Al respecto se le preguntó al artista, si se sentía identificado como ciudadano del mundo, a lo cual nos respondió:
En efecto, es muy bonito lo que está usted diciendo y tiene mucho sentido. Yo me considero un ciudadano del mundo y tengo un fuerte arraigo hacia Europa. Yo creo que Europa es el centro de la democracia en el mundo. Soy un gran defensor de la comunidad europea y un gran admirador de este conjunto de países determinantes para el desarrollo de la cultura universal.

A manera de conclusión, José Luis Loría reflexionó sobre los escarabajos y el rol del arte en la concientización del cuidado del medio ambiente:
Por otra parte, los escarabajos estuvieron antes que nosotros, están con nosotros y van a seguir con nosotros, a pesar de todo lo que hemos hecho con ellos. Lo cual parece una guerra entre humanos e insectos, pues les hemos echado toneladas de insecticidas y pesticidas, lo cual ha transformado la relación entre ambos.
Creo que es un momento muy importante en esta colección enfocada a los niños y jóvenes, pues es un tema que crea conciencia. Lo que para un adulto puede ser una cucaracha, para un niño puede ser descubrir todo un universo que va a venir a definir y significar muchísimo en su conciencia en cuanto a la necesidad de que esos mundos deben ser respetados. La relación insecto-escarabajo-ser humano tiene que cambiar para beneficio propio del ser humano. No podemos seguir destruyendo. Esas guerras espantosas entre grandes compañías de pesticidas han trastornado toda la realidad y finalmente nos han estado acabando a nosotros.
Es ahí donde viene un mensaje un poco rojo en el sentido de que estamos viviendo un momento en el que la pintura naturalista retomará su auge después de dos siglos de haberse iniciado y haber tenido tanta potencia. Yo también considero que todo lo relacionado con la vida en este momento tiene que ser revaluado para poder dejar cuando menos una advertencia más clara a las generaciones futuras y sobretodo en un continente como es Europa.
Interpretar a Latinoamérica desde otra perspectiva es sumamente importante, no sólo para los latinoamericanos, sino también para los europeos. Tenemos que encontrar maneras de lenguaje nuevas, más sanas, más claras, más fuertes y que vayan conducidas hacia la preservación de la naturaleza, lo que finalmente desemboca en la preservación de la paz y un mejor mundo.

La exposición “Escarabajos: 200 millones de años de evolución” de José Luis Loría Méndez abrirá sus puertas hasta el 21 de marzo en el Instituto Cultural de México, Türkenstraße 15.

Modificado por última vez en Viernes, 22 Febrero 2019 14:35

Newsletter Anmeldung

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account